El “paisito” en el que vivo

Noticias populares

Ángeles Maestro: “Las vacunas fiables son la cubana, la rusa y la china”

Lo que quiero decir en relación a las vacunas, con la pandemia del coronavirus, lo hago desde posiciones profesionales...

Biden pone a un criminal de guerra al frente del Pentágono

Biden ha nombrado Secretario de Defensa al general Lloyd Austin. Será el primer negro en ponerse al frente del...

El gran salto adelante: Al crear la red de Internet más rápida y avanzada del mundo, China reclama la supremacía sobre Estados Unidos

China logró la «supremacía cuántica» con el desarrollo de su computadora cuántica Jiuzhang, que el mes pasado superó al...

Por Guillermo “Willy” Toledo.

En un paisito como en el que vivo, donde los fascistas criminales no sólo están libres, sino que ocupan desde siempre todos los cargos políticos, religiosos, judiciales, policiales, mediáticos, comerciales, económicos y financieros, es normal que, al observar impotentes que un país como Venezuela, a los fascistas criminales los mete presos, no lo puedan soportar, arremetan contra la soberanía nacional-popular, legitimen, animen y financien el terror escuálido, y vomiten su mierda asesina sobre quienes ponen a los fascistas donde deben estar y sobre quienes, en la distancia, apoyamos y aplaudimos que así lo hagan.

Los dueños de este paisito en el que vivo (unos cuantos miles de delincuentes saqueadores ultraderechistas) están consiguiendo sin despeinarse lo que, a priori, sin pensarlo mucho más que treinta segundos, parecería una misión imposible: que millones de personas, una mayoría de la población, víctima ella misma de la explotación y la represión fascista, olvide a sus explotadores, asuma como verdaderas las mentiras de sus medios, se ocupe de un país que jamás nos hizo ningún daño y al que muchos no sabrían ni situar en un mapa, y se pongan del lado de otro fascista.

Que se pongan del lado del fascismo.Del mismo fascismo que aquí les roba sus vidas.En Venezuela están asesinando al pueblo porque tiene algo que defender y no se rinde. El poder, en Españita, no lo necesita: ya tienen al pueblo que, voluntariamente, felices y sobre todo muy orgullosos de ser españoles, defienden lo de Amancio Ortega con uñas y dientes y aprietan el gatillo contra la democracia venezolana y su pueblo valiente.

En este paisito en el que vivo, los esclavistas no precisan de látigo.

Rebaño mediocre y suicida.

Viva Chávez, carajo!!

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: