jueves, mayo 28, 2020
Enlace externo

Italia se lleva la peor parte: las sanciones rusas dejan €12.000 millones de pérdidas

Noticias populares

La Organización Mundial de la Salud dice ahora que nunca ha aconsejado el confinamiento para frenar la pandemia

La portavoz de la OMS, Margaret Harris, ha manifestado al periódico australiano Sydney Morning Herald, que la organización internacional...

Una ciudad de Brasil reabre sus comercios y los casos de coronavirus se disparan 185 %

La ciudad brasileña de Blumenau, en el estado de Santa Catarina, ha experimentado un aumento de más del doble...

Por primera vez los bomberos de Nueva York reconocen que las Torres Gemelas fueron demolidas con explosivos.

Por primera vez un organismo público de Estados Unidos ha declarado como “incuestionable” que la destrucción de las tres...

Alrededor de 12.000 millones de euros y 200.000 puestos de trabajo, ese es el daño que las contramedidas económicas de Rusia causaron a la economía italiana. La mayor parte del impacto lo recibieron las pequeñas y medianas empresas.

Según comentó a Sputnik el presidente de la Cámara de Comercio ruso-italiana Rosario Alessandrello, Italia es el país europeo que más sufre por esta guerra económica. Las compañías italianas no han podido encontrar un sustituto al mercado ruso, que sigue siendo el más atractivo debido a su cercanía y capacidad adquisitiva.

El experto anotó que la débil presencia de empresas italianas en el mercado ruso ha hecho que el país sea más vulnerable en comparación con Alemania, cuyas empresas en Rusia tienen una representación mucho mayor.

«La entrada en vigor de nuevas sanciones hará imposible la realización de la segunda rama del gaseoducto Nord Stream y, por lo tanto, una vez más empujará a Rusia a [estrechar su cooperación con] China», agregó además Alessandrello.

Para no perder el mercado ruso, algunos productores europeos han decidido localizar parte de su producción en el territorio del país eslavo y así poder evadir el régimen de restricciones comerciales.

El 6 de agosto de 2014 el presidente Vladímir Putin firmó un decreto que prohibía, entre otros, la importación de una gran variedad de productos agrícolas desde países que adoptaron sanciones contra Rusia. Las restricciones actuales estarán en vigor hasta finales de 2018, aunque el Gobierno se ha reservado el derecho de abolirlas o prolongarlas en función de cómo se desarrolle la situación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: