Compartir

PEKÍN (Sputnik) — Unos dos millones de funcionarios de bajo rango fueron sancionados desde que el 18º congreso del Partido Comunista de China (PCC) lanzó en 2012 una campaña anticorrupción a gran escala, comunicó la Comisión Central para la Inspección de la Disciplina.

El número incluye a 1,34 millones de funcionarios municipales y 648.000 rurales.

Se suman a ellos más de 70.000 funcionarios del nivel distrital investigados por corrupción en los últimos cinco años.

Durante este período se sometieron a inspecciones casi 155.000 delegaciones del partido comunista a lo largo del país.

Xi Jinping, quien asumió el cargo del secretario general del PCC en noviembre de 2012 y la presidencia de China en marzo de 2013, puso en marcha una campaña anticorrupción de gran envergadura que provocó la caída de numerosos funcionarios de alto nivel, los llamados “tigres”, y rangos inferiores, conocidos como “moscas”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here