Compartir

MOSCÚ (Sputnik) — La parte rusa se retira del Centro Conjunto de Control y Coordinación (CCCC) del alto el fuego y de estabilización de la línea de separación entre los bandos en el este de Ucrania, informó el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia.

“Se hizo imposible la labor de la misión de las FFAA de la Federación Rusa en el CCCC, los oficiales rusos que formaban parte de este Centro abandonarán el territorio de Ucrania el 19 de diciembre de 2017, ya hemos informado a nuestros socios extranjeros de este paso forzoso, subrayando que toda la responsabilidad por las eventuales consecuencias recae sobre la parte ucraniana”, señaló.

En el comunicado difundido este 18 de diciembre la Cancillería recordó que el CCCC chocaba con serias dificultades debido a la posición de la parte ucraniana, en particular Kiev se oponía categóricamente contra cualquier reglamentación documental del funcionamiento del Centro, fracasaron los intentos de solucionar este problema a nivel bilateral y en el marco del Grupo de Contacto de Minsk (OSCE, Rusia, Ucrania) o del Cuarteto de Normandía (Alemania, Francia, Rusia y Ucrania).

“Al infringir lo acordado entre los presidentes de Rusia y Ucrania sobre este Centro, la parte ucraniana creaba premeditadamente una tensa situación psicológica y moral para los militares rusos, obstaculizaba el cumplimiento por parte de ellos de su deber, en particular, limitaba el acceso de los oficiales rusos a la línea de separación y a los puestos de control conjuntos desplegados en el territorio que controla Kiev y hasta les prohibía contactar con la población local”, detalló la Cancillería.

También recordó que a partir del 1 de enero de 2018, Kiev introducirá nuevas reglas para la entrada y la estancia de los ciudadanos de Rusia en el territorio ucraniano, obligándoles a proporcionar detallados datos personales, lo que es inadmisible para los militares rusos.

El CCCC se instituyó por encargo de los presidentes de Rusia y Ucrania tras la concertación de los Acuerdos de Minsk con el fin de solucionar el conflicto en Donbás y se conformó con oficiales de los Estados Mayores Generales de las FFAA de Rusia y Ucrania.

Desde abril de 2014 Ucrania lleva a cabo una operación contra las milicias en el este de su territorio donde se proclamaron las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk en respuesta al violento cambio de Gobierno ocurrido en Kiev en febrero del mismo año.

Los acuerdos de Minsk, suscritos en septiembre de 2014 y en febrero de 2015, sentaron las bases para una solución política del conflicto pero no han derivado hasta ahora en el cese de la violencia cuyo resultado la ONU estima en más de 10.300 muertos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here