Un buque de guerra estadounidense Carney (DDG-64) cargado con misiles Tomahawk llegó el pasado 8 de enero al puerto de Odesa (Ucrania), informa la Administración del puerto marítimo de esta ciudad.

Se espera que el destructor permanezca en el puerto hasta el 11 de enero. El informe de la 6.ª flota de las Fuerzas Navales de EE.UU. establece que “las operaciones del buque en el mar Negro tienen como fin el de mejorar la seguridad y la estabilidad marítima, así como la combinación de la habilidad y la capacidad naval entre los aliados y socios”.

Las naves de guerra de este tipo cuentan con dos sistemas de lanzamiento Aegis con capacidad para transportar hasta 56 misiles Tomahawk.

No es la primera vez que un buque militar de EE.UU. entra en las aguas del mar Negro. El último que lo hizo fue el destructor USS James Williams (DDG-95), que entró en estas aguas en noviembre de 2017.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.