El vicesecretario de Estado de EE.UU., John Sullivan, llega a una recepción para cancilleres del G7 en Toronto, 22 de abril de 2018.

En una reunión de ministros de Asuntos Exteriores del Grupo de los Siete (G7), celebrada el lunes en la ciudad canadiense de Toronto, Estados Unidos estableció que trabaja muy de cerca con sus aliados de este bloque, formando un frente común, para frenar ‘las acciones malignas’ de Rusia.

“Estamos con nuestros aliados del Grupo de los Siete para confrontar la conducta maligna de Rusia donde quiera que la veamos”, afirmó John Sullivan, quien acudió en calidad de secretario de Estado de EE.UU., ya que Mike Pompeo aun no ha sido ratificado en el cargo por el Congreso antes de la reunión ministerial.

El funcionario agregó que Estados Unidos está comprometido a hacer frente a las acciones de Rusia “que hemos atestiguado”, y citó como ejemplo el envenenamiento con sustancias químicas del exespía ruso Serguéi Skripal y su hija, en la ciudad británica de Salisbury, pese a que Moscú ha rechazado cualquier acusación en este hecho fabricado y denuncia que es acusado sin pruebas.

“Estados Unidos no sólo se une a sus aliados del G7 en hacer declaraciones contra estas conductas, sino que tomamos acciones muy significativas, como la expulsión de varios diplomáticos rusos de Estados Unidos”, aseveró, refiriéndose a la medida que fue respondida de manera simétrica por parte de Rusia.

No obstante, Sullivan indicó que Estados Unidos trata de trabajar con Rusia en diversas áreas, entre ellas contraterrorismo, evitar la violación de tratados y contra acciones de inestabilidad. Temas como estos hacen necesario mantener un diálogo con Rusia, pero, agregó, eso no quiere decir que no sigan en confrontación y tomen acciones “contra la conducta rusa contraria a las normas internacionales”.

La ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, por su parte, adujo que los países del G7 estudiarán la formación de un grupo de trabajo para “defender la democracia” contra los “esfuerzos de desestabilización” de Rusia.

Estas declaraciones se produjeron en el marco de la reunión que mantuvieron los cancilleres y ministros de Seguridad de los siete países más industrializados del mundo (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido), como preparatoria para la Cumbre del G7 que tendrá lugar en Charlevoix, Quebec, el 8 y 9 de junio.

Además del reciente caso Skripal, las tensiones entre Moscú y Washington y sus aliados se mantienen vivas por las diferencias sobre el conflicto en Siria la crisis de Ucrania y la militarización en las fronteras de Rusia, entre otros temas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.