El presidente de la República Checa, Milos Zeman (ver foto), anunció que su país produjo la sustancia neurotóxica utilizada en Salisbury (Reino Unido) contra el agente ruso Serguei Skripal y su hija Yulia.

En entrevista concedida al canal de televisión Barrandov, el presidente de la República Checa declaró haber ordenado a sus servicios de inteligencia la realización de un informe sobre la alegación rusa que afirmaba que el agente neurotóxico que los británicos designan como «Novichok» había sido producido en Chequia.

«Tenemos que concluir que nuestro país produjo y puso a prueba un [agente de la clase] Novichok, aunque [fue producido] sólo en pequeñas cantidades y posteriormente destruido (…) Sería hipócrita afirmar que no fue así (…) No es necesario mentir», resaltó el presidente Milos Zeman.

Según los servicios de inteligencia de la República Checa, el veneno fue producido en el Instituto de Investigación Militar de Brno en noviembre de 2017, bajo la designación de A230.

Inicialmente, el primer ministro checo, Andrej Babis, habia negado con vehemencia que su país hubiese podido producir el tipo de sustancia tóxica utilizado en Salisbury contra el ex agente ruso Serguei Skripal. La primera ministra británica Theresa May había designado a Rusia como culpable del envenenamiento del ex agente ruso.

El presidente de la República Checa, Milos Zeman, es el único jefe de Estado de la Unión Europea que se ha pronunciado simultáneamente contra las sanciones que ese grupo de países aplica actualmente a Siria y a la Federación Rusa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here