En otro ataque de represalia, el Ejército de Yemen, apoyado por las fuerzas populares de Ansarolá, ha disparado la madrugada de este jueves un misil balístico contra un importante centro económico en la región fronteriza de Jizan, en el suroeste de Arabia Saudí.

Según ha informado la cadena de televisión yemení Al Masirah, un misil balístico de corto alcance tipo Badr-1, lanzado por las unidades misilísticas del Ejército de Yemen ha golpeado “con gran precisión” su objetivo en el puerto de Jizan, situado en la costa sur del mar Rojo.

La cadena televisiva de Al Arabiya, citando al coronel Turki al-Maliki, portavoz de la llamada coalición saudí contra Yemen, ha señalado que dicho misil ha sido interceptado y destruido por los sistemas de defensa antiaérea de Arabia Saudí, para después indicar que los restos de este proyectil impactaron en áreas residenciales de Jizan sin causar heridos.

El ataque de fuerzas yemeníes se produce en la misma jornada en que los aviones de combate saudíes han vuelto a lanzar bombas de racimo sobre campos agrícolas y edificios residenciales en todo el distrito Munabih, en la montañosa provincia de Saada, en el norte de Yemen. Aún se desconoce las posibles víctimas o los daños de este ataque.

Desde marzo de 2015, el régimen saudí y sus aliados llevan a cabo una brutal campaña militar contra Yemen con el objetivo de restaurar en el poder al expresidente fugitivo yemení, Abdu Rabu Mansur Hadi, y hacer frente a Ansarolá, pero debido a la resistencia de las fuerzas yemeníes, no han conseguido sus metas.

La comunidad internacional, sobre todo la Organización de las Naciones Unidas (ONU), ha hecho llamados insistentes al régimen de los Al Saud para que ponga fin a esta “estúpida guerra” que ha dejado más de 10 000 muertos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.