Bruselas, 29 jun (Sputnik).- Los Veintiocho aprobaron este viernes un acuerdo que prevé, entre otras cosas, separar a refugiados de migrantes irregulares en centros controlados que se establecerán en el territorio comunitario.

En sus conclusiones, el Consejo Europeo señala la necesidad de aplicar “un nuevo enfoque, basado en acciones compartidas o complementarias entre los Estados miembros para el desembarco de los rescatados” y “estudiar lo antes posible el concepto de plataformas regionales de desembarco, en estrecha cooperación con los terceros países implicados, así como con el Acnur (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados)  y la OIM (Organización Internacional para las Migraciones)”.

“En el territorio de la UE, habrá que hacerse cargo de los rescatados de acuerdo con el derecho internacional, sobre la base de un esfuerzo compartido, mediante la transferencia exclusivamente voluntaria a centros controlados que se establezcan en los Estados miembros, donde un procedimiento  rápido y seguro permitirá, con pleno apoyo de la UE, distinguir entre los migrantes irregulares, que serán devueltos, y aquellos que necesiten protección internacional”.

El documento añade que en relación con estos últimos “se aplicaría el principio de solidaridad”.

“Todas las medidas que se tomen en el contexto de estos centros controlados, incluyendo la reubicación y el reasentamiento, serán de carácter voluntario, sin perjuicio de la reforma de Dublín”, subraya el documento.

Desde 2015, los Veintiocho pusieron en marcha una serie de medidas para lograr el control efectivo de las fronteras exteriores de la UE.

Como resultado, el número de cruces ilegales de las fronteras comunitarias disminuyó en un 95 por ciento en relación con su nivel máximo, registrado en octubre de 2015, aunque últimamente se observa cierta remontada en las rutas del Mediterráneo Oriental y Occidental.

Con respecto a la ruta del Mediterráneo Oriental, el Consejo Europeo señala la necesidad de hacer esfuerzos adicionales para aplicar plenamente la Declaración UE-Turquía, así como garantizar retornos rápidos y prevenir el desarrollo de nuevas rutas marítimas o terrestres.

Ante el aumento de los flujos migratorios en el Mediterráneo Occidental, la UE apoyará con recursos financieros y de otra índole los esfuerzos de los Estados miembros, especialmente España, así como de los países  de origen y tránsito, en particular Marruecos, para prevenir la migración ilegal. (Sputnik)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.