Nuevos elementos incluidos en el expediente de la justicia francesa contra el grupo Lafarge, primer fabricante de cemento a nivel mundial, demuestran que, en Siria, el Emirato Islámico (Daesh) necesitaba cemento y estaba incluso dispuesto a comprar la fábrica de Lafarge en ese país para producirlo por sí mismo.

Es necesario recordar aquí que el cemento que Lafarge producía en Siria sólo tenía posibilidades de venderse en la zona ocupada por Daesh y… por la OTAN, nunca en las regiones bajo control de la República Árabe Siria, y que las únicas construcciones importantes realizadas en la zona que ocupaban los yihadistas eran… fortificaciones militares subterráneas.

Es por ende altamente improbable que el grupo Lafarge ignorase que el cemento que estaba produciendo en Siria era utilizado en la construcción de las fortificaciones de Daesh [1].

[1] «Revelaciones: la yihad de Lafarge-Holcim», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 24 de marzo de 2017.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.