Hay que compensar, y por eso el Ministerio de Defensa ha decidido abrir una investigación al cabo en activo que firmó el manifiesto que calificaba a Franco de “genocida”.. Dado que a los militares en activo o en la reserva les son aplicables las Reales Ordenanzas que prohíben las manifestaciones políticas, el cabo del Ejército de Tierra que se define como “en activo” y que firma el manifiesto anti Franco puede enfrentarse a un expediente sancionador  una vez termine la información reservada ( expediente informativo) que según Defensa se pondrá en marcha de inmediato, cuando el el superior directo del cabo nombre un instructor.

Desde el Ministerio de Margarita Robles se señala que al igual que se hizo con el  manifiesto pro Franco ( que ha terminado con una investigación a cinco militares en la reserva) con el manifiesto contra Franco se procederá del mismo modo: aplicando las Reales Ordenanzas a los militares sujetos a ellas; en este caso el resto de firmantes del texto que censuraba a Franco (14 militares) están retirados por lo que no se les aplica el procedimiento disciplinario castrense.

Al igual que ha sucedido con los cinco militares en la reserva que defendían al dictador, el cabo del Ejército, que añadía a su firma las palabras “Salud y República”, será llamado a declarar para comprobar si se ratifica o no en el el escrito. En caso de que sea así, podría enfrentarse una falta disciplinaria grave o muy grave, castigada con multa de hasta 15 días y arresto de hasta dos meses, por incumplir el “deber de fidelidad a la Constitución” o realizar manifestaciones “contrarias al ordenamiento constitucional, la Corona y demás instituciones”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.