Moscú está reforzando su presencia militar en el Mediterráneo, cerca de Siria, mientras Damasco planea una ofensiva antiterrorista en la provincia de Idlib.

Así lo han informado este martes medios rusos, precisando que la Armada rusa ha enviado su mayor grupo de trabajo al mar Mediterráneo desde el comienzo del apoyo de Rusia a la lucha contra el terrorismo en Siria ante un posible ataque de EE.UU. contra el país árabe.

Según el rotativo local Kommersant, el Ejército ruso ha trasladado sus sistemas de misiles superficie-aire Tor-M2, así como dos fragatas que transportaban misiles de crucero Kalibr al territorio sirio.

“Esta es la agrupación más poderosa desde el comienzo de la operación” antiterrorista de Rusia en Siria, en septiembre de 2015, ha indicado a su vez el periódico Izvestia.

Citando al Ministerio ruso de Defensa, la fuente también ha señalado que un total de 10 buques de superficie y dos submarinos patrullan el Mediterráneo oriental, frente a la costa siria. Además, añade, un petrolero y “varios buques más” de guerra se encaminan hacia el aludido mar.

En los últimos días, la referida Cartera rusa ha denunciado que EE.UU., junto al Reino Unido y Francia, está alistando una agresión contra Siria en respuesta a un falso ataque químico que tratan de montar los terroristas en Idlib (noroeste), el último bastión de los grupos extremistas en el país árabe.

De hecho, Moscú advierte de que los terroristas del Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham) han recibido en Idlib contenedores con cloro para realizar un falso ataque químico y acusar a Damasco de haberlo cometido.

Eso mientras las fuerzas sirias que lograron derrotar a los terroristas en el sur del país ahora se están aproximando a Idlib desde tres frentes. En concreto, el Ejército de Siria prepara la estocada final para los extremistas en esa ciudad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.