El buque antisubmarinos ruso Almirante Vinogradov (572) llega al puerto Sur de Manila, Filipinas, 9 de junio de 2018. (Foto: AFP)

28 buques de la Flota del Pacífico de Rusia fueron observados navegando esta semana desde el mar de Ojotsk hacia el mar de Japón (mar del Este), según Tokio.

Los buques de guerra en cuestión navegaron a través del estrecho de La Pérouse, que separa la isla rusa de Sajalín de la isla japonesa de Hokkaido, informó el lunes el Ministerio de Defensa de Japón en un comunicado.

Los barcos de la Fuerza Marítima de Autodefensa de Japón (MSDF, por sus siglas en inglés) y aeronaves de patrulla marítima confirmaron la presencia de la flotilla de buques rusos a unos 210 kilómetros al noreste del cabo Soya, el punto más septentrional de la isla de Hokkaido, desde la tarde del sábado hasta la madrugada del domingo, señaló la nota.

De acuerdo con la Cartera japonesa, se trata del mayor despliegue naval de Rusia en esta región desde la Guerra Fría.

Sin embargo, el texto precisó que los barcos no tomaron parte en ninguna “actividad peligrosa” y no se adentraron en las aguas territoriales de Japón.

La misma jornada del lunes, el ministro japonés de Defensa, Itsunori Onodera, expresó su preocupación por el aumento de la actividad militar de Rusia cerca de las aguas de su país. A mediados de agosto, la Armada de Rusia atacó con éxito un “submarino enemigo” simulado durante unos ejercicios militares realizados en el mar de Japón.

Tokio ha advertido en varias ocasiones del incremento de la presencia militar de Moscú cerca de Japón y ha urgido a vigilar los movimientos cerca de las fronteras niponas, sobre todo de Rusia y China.

Rusia, a su vez, critica a Japón por comprar e instalar en su territorio avanzados escudos antimisiles Aegis Ashore y Patriot, ambos de fabricación estadounidense, y afirma que constituyen una amenaza para la seguridad de su territorio.

Rusia tiene presencia militar en el mar de Japón debido a las islas del archipiélago de las Kuriles. En reiteradas ocasiones, Moscú ha llevado a cabo ejercicios militares en las islas, objeto de disputa territorial entre Moscú y Tokio durante décadas.

Tokio reivindica la soberanía de las Kuriles y basa su demanda en el Tratado Bilateral de Comercio y Fronteras que firmó con Rusia en 1855, mientras que Moscú precisa que las islas fueron traspasadas a la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) tras la II Guerra Mundial, por lo que dichos territorios pertenecen a la Federación Rusa como sucesora legal de la Unión Soviética.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.