El canciller de Rusia, Serguéi Lavrov, Moscú (capital rusa), 30 de agosto de 2018. (Foto: AFP)

El canciller de Rusia, Serguéi Lavrov, denuncia las nuevas sanciones de EE.UU. a Moscú, en las que ve un modo de “competencia desleal”.

“En cuanto a las sanciones anunciadas por EE.UU. contra personas y entidades rusas, ya hemos dejado de sorprendernos. En particular, las sanciones a la empresa Sujói (…) son una nueva manifestación de competencia desleal”, ha dicho este viernes Lavrov en una rueda de prensa en Sarajevo (capital de Bosnia Herzegovina), tras reunirse con su homólogo bosnio, Igor Crnadak.

El jefe de la diplomacia rusa ha formulado esa declaración un día después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, firmara un decreto que autoriza a poner en práctica las últimas sanciones a Rusia aprobadas, incluida la adición de 33 individuos y entidades rusas a la lista negra de personas y entidades de la defensa y la inteligencia rusas que ha elaborado Washington en el marco de su Ley para Contrarrestar a los Adversarios de EE.UU. mediante Sanciones (CAATSA, por su acrónimo en inglés).

Para el ministro de Exteriores ruso, la política de sanciones de Washington ha llevado a una “caída muy brusca” de la confianza en el dólar.

De hecho, Lavrov ha sostenido que, debido a los embargos impuestos a Rusia por la Administración Trump, el sistema del dólar “se ha desacreditado por completo”.

A principios de mes, la subsecretaria de Estado estadounidense, Manisha Singh, dijo que Washington estaba listo para imponer sanciones “muy severas” a Moscú antes de la “fecha límite de noviembre” por el caso Skripal (el envenenamiento de un exespía ruso y su hija en el Reino Unido, del que se acusa a Rusia).

El Kremlin ha negado una y otra vez cualquier vínculo con el caso y ha subrayado que Londres ni ha presentado pruebas ni ha cooperado con Rusia en la investigación del incidente.

En agosto pasado, la Casa Blanca puso en marcha un paquete de sanciones económicas contra Rusia por el envenenamiento de Serguéi Skripal y su hija Yulia, acaecido el 4 de marzo en la ciudad británica de Salisbury (sur).

En reacción, Rusia prometió represalias, asegurando que las nuevas sanciones de EE.UU. a Rusia por el caso Skripal buscan socavar las normas internacionales de prevención de proliferación de las armas químicas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.