Moscú, 26 sep (Sputnik).- Los ministros de Exteriores de los Países Bajos y Australia, Stef Blok y Marise Payne, discutieron la situación en torno al derribo del vuelo MH17 en Ucrania del que responsabilizan a Rusia, informó el Gobierno neerlandés.

El comunicado precisa que los ministros debatieron en una reunión en los márgenes de la 73ª Asamblea General de la ONU “la decisión conjunta de sus países de atribuir a Rusia la responsabilidad” por el incidente.

“A finales de mayo, los Países Bajos y Australia pidieron a Rusia que iniciara negociaciones con nosotros sobre la responsabilidad… los Países Bajos y Australia mantienen contactos con Rusia a través de canales diplomáticos. Es importante que las negociaciones puedan comenzar en el futuro previsible”, agrega la nota.

Además, Block llamó a todos los países a “aceptar los hechos establecidos por el Equipo Conjunto de Investigación”.

El 17 de julio de 2014, el vuelo MH17 de la compañía Malaysia Airlines que se dirigía de Ámsterdam a Kuala Lumpur, fue alcanzado por un misil cuando sobrevolaba la provincia de Donetsk, en el este de Ucrania, zona convulsionada por los enfrentamientos entre las tropas ucranianas y las milicias.

Ninguna de las 298 personas que viajaban en el avión, en su mayoría holandeses, sobrevivió.

El Equipo Conjunto de Investigación (JIT, en inglés), integrado por representantes de los Países Bajos, Malasia, Australia, Bélgica y Ucrania, concluyó en su informe de septiembre de 2016 que el avión fue derribado por un misil del sistema antiaéreo Buk, presuntamente transportado desde Rusia a un área bajo control de las milicias de Donetsk.

A finales de mayo pasado, el equipo divulgó que la lanzadera pertenecía a la brigada de defensa antiaérea 53 del Ejército ruso.

Partiendo de dicho informe, Australia y los Países Bajos endosaron a Rusia la responsabilidad por el derribo del avión, la instaron a asumirla y procurar justicia para las víctimas y sus familiares.

Por su parte, el Ministerio de Defensa ruso afirmó que ningún sistema antiaéreo ruso había cruzado la frontera con Ucrania desde que comenzara el conflicto en Donbás y subrayó que la investigación del JIT no incluye testimonios de personas que residían cerca del lugar de la catástrofe, según las cuales el misil había sido disparado desde un área controlada por el Ejército ucraniano.

El lunes pasado, el ente desclasificó los números de identificación del misil que derribó el vuelo MH17 en Donbás en julio de 2014.

El proyectil había sido fabricado en 1986 y despachado en el mismo año a una unidad militar emplazada en Ucrania, donde se quedó. (Sputnik)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.