La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) inicia este jueves en Noruega las mayores maniobras militares desde el fin de la Guerra Fría.

El ejercicio “Trident Juncture envía un mensaje claro a nuestras naciones y a cualquier adversario potencial; la OTAN no busca la confrontación, pero estará preparada para defender a todos los aliados contra cualquier amenaza” informó el miércoles el secretario general de la organización, Jens Stoltenberg.

Las maniobras se llevan a cabo en la región ártica a 1000 kilómetros de las fronteras rusas y serán “un test sobre nuestra capacidad para recuperar la soberanía de un aliado, en este caso Noruega, tras un acto de agresión armada”, afirmó Stoltenberg, sobre el ejercicio en que participan 50 000 soldados, 10 000 vehículos, 65 navíos y 250 aeronaves de 31 países.

La embajada rusa en Noruega tachó las maniobras de “antirrusas”. “Una actividad así […] parece provocadora, aunque se intente justificar con objetivos puramente defensivos”, reclamó.

Por su parte, el Ministerio ruso de Defensa denunció el miércoles que Trident Juncture supone una actividad militar “sin precedentes” de la OTAN cerca de las fronteras de Rusia y ha advertido de que responderá a esta medida.

El aumento de actividades militares de la OTAN en las regiones lindantes con Rusia y de accidentes, como el disparo de un misil por un caza de España en Estonia, ha preocupado a la Cancillería rusa, que reprocha además la falta de voluntad para el diálogo por parte de la OTAN para prevenir una escalada de tensiones en la zona.

En los últimos años —en especial tras la intensificación de la crisis del este de Ucrania—, las tensiones entre los países occidentales y Rusia han aumentado de manera significativa, hasta el punto de producirse intercambios de amenazas con actos bélicos y hasta ataques nucleares.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.