En tiempos de la República, en España se calificaba como “africanistas” a la peor calaña de altos oficiales del ejército. El Continente Negro era un “territorio virgen” en el que cualquier aventurero sin escrúpulos, como Franco, podía trepar rápidamente en el escalafón.

Hay quien cree que eso ha cambió con la descolonización, mientras otros pensamos que nunca se fue y que es ahora cuando se hace más presente. Es ahora cuando el imperialismo ha puesto a África en pie de guerra para justificar su intervención militar.

De ahí que el Africom, el mando militar de Estados Unidos en el Continente, fuera creado en 2008 con el pretexto del terrorismo y el yihadismo que lo atraviesa desde el Océano Atlántico hasta el Índico.

El Africom ha sustituido al cuerpo diplomático de Estados Unidos en África. Un periodista de investigación somalí, Rageh Omaar, publicó un reportaje sobre Africom hace años en Al Jazira, que se titulaba así precisamente: “El nuevo frente de Estados Unidos: ¿diplomáticos o combatientes?”(*).

En efecto, los imperialistas han abierto un frente en África y su contrapartida de que la oposición a la escalada militar también aumenta, incluso en Estados Unidos, especialmente entre los negros.

La coartada exige asegurar, además, que el terrorismo en África es de tal magnitud que los gobiernos locales son débiles y no pueden hacer frente al desafío sin la “ayuda” de Estados Unidos.

Si el terrorismo no existiera en África, alguien debería inventarlo para que el Pentágono pudiera tener allá sus tropas.

Otro de los pretextos para enviar sus tropas a África desata la risa: lo mismo que una ONG, el Pentágono dice que su presencia en el Continente Negro tiene por objeto promover el “desarrollo económico”.

Si el subdesarrollo no existiera en África, habría que inventarlo para que el Pentágano pudiera imponer sus “planes económicos”: el presupuesto militar en África supera los 500.000 millones de dólares.

La tercera pata de la mesa, el impulso de la “democracia”, tampoco podía faltar, de no ser porque, según cifras de Freedom House, es decir, de los propios imperialistas, de los 49 gobiernos catalogados como “dictaduras” que hay en el mundo, Estados Unidos apoya y suministra armas a 36, es decir, que el 73 por ciento de las dictaduras del mundo las sostienen ellos.

(*) https://web.archive.org/web/20120208224958/

https://youtu.be/MYoRiCLX6Tk

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.