El opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) ha informado este domingo que unos 120 camiones cargados con apoyos logísticos y militares procedentes del norte de Irak traspasan el paso fronterizo iraquí Smilka y entran en las zonas controladas por las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), aliadas de EE.UU. en el este de Siria.

En las imágenes de un vídeo publicado por el OSDH se ve cómo los vehículos y camiones cisterna entran en las zonas controladas por FDS.

El observatorio sirio ha asegurado además que con la llegada de este nuevo lote de apoyos militares, ya son 1300 camiones llenos de armas que fueron entregados por EE.UU. a los combatientes kurdos en Siria en los últimos meses.

La fuente consultada asimismo ha añadido que el pasado jueves también los militares estadounidenses enviaron más de 100 camiones de armas a los kurdos en Siria.

El suministro estadounidense de armas a los kurdos ha provocado la protesta de Turquía que considera “terroristas” a las FDS por sus estrechos vínculos con el grupo turco Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, por sus siglas en kurdo).

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, denuncia que Washington suministra armamento a las FDS, y que los milicianos kurdos las utilizan en operaciones militares contra los soldados turcos.

Ankara teme que el fortalecimiento de los kurdos en el norte de Siria dé alas a su propia insurgencia, pero Washington sigue considerando a los kurdos un aliado indispensable para llevar adelante sus intereses en Siria: prolongar la crisis para justificar su presencia militar en el territorio sirio y desmembrar al país árabe.

A su vez, el Gobierno de Siria denuncia la presencia militar “ilegal” de EE.UU. en el territorio sirio y exige la salida de tropas estadounidenses de Siria.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.