Altos funcionarios japoneses han señalado que Tokio ha desestimado la afirmación de EEUU de que Irán atacó a dos petroleros, ambos con carga “relacionada con los japoneses”, en el Mar de Omán.

La agencia de noticias Kyodo de Japón citó a funcionarios estatales bien informados que dijeron que Tokio había exigido que Washington examinara el caso más a fondo, y que un vídeo presentado por EEUU no estaba claro y no podía usarse para probar nada.

Un funcionario dijo que el gobierno japonés no estaba convencido por el material, que el funcionario calificó como “nada más allá de una pura especulación”.

El funcionario dijo que el ministro de Relaciones Exteriores de Japón, Taro Kono, había sostenido en conversación telefónica el viernes con el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, sobre el caso.

Los petroleros de propiedad japonesa Kokuka Courageous y de propiedad noruega Front Altair fueron alcanzados por explosiones cerca del Estrecho estratégico de Ormuz el jueves por la mañana. El gobierno de Japón dijo que ambos barcos llevaban una carga “relacionada con Japón”.

Poco después de que los dos petroleros fueran alcanzados por las explosiones, Pompeo culpó a Irán. Un día después, el presidente de EEUU, Donald Trump, hizo una afirmación similar. Ninguno de los dos ofreció ninguna evidencia, y los oficiales de EEUU dijeron que las imágenes que se publicaron muestran que el personal iraní estaba retirando una mina “sin explotar”.

Los expertos han dicho que las explosiones podrían haber sido falsas banderas para implicar a Irán en el momento de una visita histórica del primer ministro japonés, Shinzo Abe, a Irán, la primera de su tipo en más de 40 años. El primer ministro Abe se reunió con el líder de la Revolución Islámica, Ayatolá Sayyed Ali Jamenei, cuando ocurrieron las explosiones.

Según Kyodo, una fuente cercana al primer ministro Abe también dijo que las imágenes no probaban un ataque iraní.

Por otra parte, una fuente del Ministerio de Relaciones Exteriores de Japón dijo que el ataque sofisticado no era razón para culpar a Irán. Tal característica, según la fuente, también podría implicar a EEUU e Israel, los principales adversarios de Irán.

El operador japonés de uno de los petroleros también dijo que había sido alcanzado por “un objeto volador” y no por una mina.

Poco después del incidente, los oficiales de rescate iraníes recogieron una señal de socorro enviada por los petroleros y enviaron un barco, que luego rescató a la tripulación de las aguas alrededor de sus barcos en llamas.

Expertos independientes en inteligencia han expresado también han puesto en duda las afirmaciones de la Administración Trump.

William Church, un ex investigador militar del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, le dijo a Newsweek el sábado que EEUU había usado pruebas falsas anteriormente.

“El historial de EEUU en la obtención de evidencias de guerra no es bueno”, dijo. “Mintió en el período previo a la guerra de Vietnam (inventando un ataque de Vietnam del Norte contra un barco de la Marina de EEUU en el Golfo de Tonkin en 1964), y mintió acerca de las armas de destrucción masiva antes de la guerra de Iraq. Entonces, cuando ocurren estos ataques de petroleros, tenemos que preguntarnos por qué y cuál es su motivación además de examinar la las evidencias”.

“El vídeo no significa nada. Necesitamos saber cómo se tomó, cuándo se tomó, cuál fue la secuencia total. Entonces tendrías que hablar con la gente en el vídeo para ver qué sucedió. Me gustaría comprobar si el vídeo fue manipulado. Necesitarías hacer todo lo que haría un investigador capacitado “, dijo.

Ayham Kamel, el jefe de análisis de Medio Oriente para el Eurasia Group, una consultora internacional de análisis de riesgo, sugirió que Arabia Saudí podría haber llevado a cabo ataques contra los petroleros para culpar de ellos a Irán porque Riad estaba cada vez más presionada por los ataques de represalia de los huzíes yemeníes, de quienes afirma que están respaldados por los iraníes.

“Los saudíes están alarmados (por las represalias de los yemeníes)”, dijo Kamel. “Su respuesta será intentar presionar a EEUU para que actúe”.

Anthony Cordesman, un analista estratégico del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, también planteó la posibilidad de que Riad o Abu Dhabi o el Daesh pudieran estar detrás de los incidentes.

“Uno tiene que seguir haciendo la pregunta, bueno, si no es Irán, ¿quién demonios es?”. “Se te ocurre la posibilidad de que el Daesh haya llevado a cabo el ataque para hacer chocar a dos enemigos, EEUU e Irán, uno contra el otro. O puede que Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos busquen crear un incidente que luego puedan usar para aumentar la presión sobre Irán”.

“La verdad del asunto es que tienes una evidencia o no la tienes”, agregó. “¿Hay pruebas sólidas de que Irán es culpable? La respuesta es no.”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.