El primer ministro de Pakistán, Imran Khan | Lucas Jackson / Reuters

Estallará un feroz conflicto en Cachemira cuando la India levante el toque de queda que impuso a principios de agosto en este territorio de disputa, ha advertido Imran Khan, el primer ministro de Pakistán, durante su discurso de este viernes en el marco de la cuarta jornada de la 74.ª sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

«Lo que va a suceder cuando se levante el toque de queda, será un baño de sangre«, adelantó Khan. «La gente saldrá. Hay 900.000 tropas [indias] allí… ¿Qué van a hacer? Habrá un baño de sangre», ha reiterado el líder pakistaní.

Nueva escalada

Las tensiones entre Pakistán y la India, dos potencias con armas nucleares, se han intensificado este agosto después de que Nueva Delhi decidiera revocar el estatus especial de Cachemira, argumentando que este movimiento era necesario para integrar completamente esta región en la India y llevar prosperidad. Miles de tropas indias fueron desplegadas en la zona y se estableció un toque de queda para evitar posibles disturbios.

Pakistán rechaza este paso dado por su vecino, acusándolo de tomar medidas enérgicas contra la población musulmana local y superando los límites.

¿Una guerra nuclear a la vista?

La India y Pakistán ya han librado dos guerras por Cachemira en 1947 y 1965, y Khan ha advertido que no descarta una tercera, en la que pueden ser empleadas armas nucleares. Si estalla el conflicto con la India, un Pakistán mucho más pequeño tendría que elegir entre rendirse o «luchar por […] la libertad hasta la muerte«, ha señalado.

«¿Qué haremos? Me hago esta pregunta […] y lucharemos. […] y cuando un país con armas nucleares lucha hasta el final, tendrá consecuencias mucho más allá de las fronteras«, ha declarado Khan.

Reacción de la India

El primer ministro indio, Narendra Modi, quien subió a la tribuna después del ardiente discurso de Khan, realizó su alocución de una manera mucho más tranquila. No mencionó la disputa respecto a Cachemira ni las tensiones con Pakistán en absoluto, sino que se concentró en cuestiones globales más amplias.

Una de ellas fue el terrorismo, que el primer ministro calificó como «uno de los mayores desafíos, no solo para un país, sino para todo el mundo y la humanidad». La India acusa a Pakistán de apoyar a grupos terroristas en Cachemira.

Cachemira es una región reclamada por tres países: la India, Pakistán y China. Actualmente, el estado de Jammu y Cachemira de esta zona en disputa es administrado por la India, las provincias de las Áreas Septentrionales y Azad Kashmir son administradas por Pakistán y la región de Aksai Chin por Pekín.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.