“El que no llora no mama”. La crisis social en Chile ha llevado a varios de los capitalistas más prósperos del país a hacer autocrítica e incluso a proponer mejorar las condiciones salariales de sus trabajadores, como afirmó ayer un representante de la patronal.

La peor convulsión en las calles en más de 30 años en Chile ha expuesto el descontento social de la población, entre cuyas quejas se cuenta la desigualdad y las brechas salariales, en un país donde el salario mínimo es de 301.000 pesos (unos 412 dólares) y en el que la mitad de los 8,6 millones de trabajadores gana en promedio 400.000 pesos (555 dólares).

Alfonso Swett, presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), reconoció a medios locales que deben ejecutarse cambios. «Sabemos que tenemos que agrandar nuestras manos, meternos las manos al bolsillo y que duela», aseveró Swett, cabeza de uno de los grupos empresariales más poderosos de Chile.

Swett afirmó que existe la «convicción» en su sector de que se deben mejorar las condiciones de los trabajadores. Otros poderosos empresarios ya han decidido aumentar el salario mínimo de sus empleados como un gesto en medio de esta crisis social que ha dejado 20 muertos y más de un millar de heridos.

«Las crisis se resuelven con acciones concretas», declaró el millonario Andrónico Luksic, quien prometió desde el 1 de enero del año 2020 aumentar a 500.000 pesos (unos 687 dólares) el salario mínimo de los trabajadores de su conglomerado empresarial Quiñenco, que maneja empresas como el Banco de Chile, uno de los más importantes del país, y CSAV, el cuarto operador de transporte marítimo del mundo.

Luksic, quien además se mostró dispuesto a discutir un impuesto del 1 por cien al patrimonio de los más ricos, llevó a otras empresas a hacer anuncios similares como la inmobiliaria Crystal Lagoons, que anunció un incremento al salario mínimo de sus trabajadores a 600.000 pesos (825 dólares), la plataforma de seguros Comparaonline (849 dólares) o la empresa financiera Tanner (828 dólares).

«La compleja situación que está atravesando Chile nos hace reflexionar sobre nuestro rol en esta sociedad. Entiendo las frustraciones que hoy se visibilizan», dijo Antonio Turner, gerente general de Tanner.

La crisis social provocará un cierre de año «muy malo» para la economía chilena y, ante esta nueva realidad, se reducirán las estimaciones de crecimiento de Chile, actualmente del 2,5 por ciento anual, según dijo ayer el flamante ministro de Hacienda, Ignacio Briones, en el cargo desde el lunes tras un nuevo cambio de gabinete del Presidente Sebastián Piñera, pedido por las protestas en la calle.

«Ya tendremos tiempo para retomar los temas del crecimiento, porque claramente para financiar todo lo que tenemos que construir en soluciones, vamos a necesitar crecimiento», sostuvo Swett.

http://www.diarioextra.com/Noticia/detalle/402294/empresarios-proponen-mejorar-los-salarios-ante-la-crisis-en-chile

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.