Guterres reiteró que la ONU continuará trabajando en áreas claves de los Derechos Humanos, como la libertad de expresión y el derecho a un medio ambiente saludable. | Foto: Reuters

El secretario General para los Derechos Humanos de Naciones Unidas (ONU), António Guterres, expresó este domingo en la Cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), desarrolada en Tailandia, su preocupación por la situación bélica en Rajine, Myanmar, hogar original de cientos de miles de ciudadanos de la etnia rohingya refugiados en Bangladesh.

Guterres instó a Myanmar a garantizar la repatriación segura, voluntaria, digna y sostenible de los refugiados rohingyas, de conformidad con las normas y estándares internacionales, asimismo, agradeció el reciente compromiso de la ASEAN con la situación y alentó sus continuos esfuerzos.

El representante del organismo internacional, pidió seguir las recomendaciones de la Comisión Asesora sobre el Estado de Rajine, de facilitar el diálogo con los refugiados; asegurar que los actores humanitarios tengan acceso pleno y sin restricciones a las áreas de retorno; establecer proyectos de impacto rápido enfocados en medios de vida, infraestructura, servicios básicos y protección; y permitir una solución para los desplazados internos.

Guterres,  quien defendió el multilateralismo en las relaciones internacionales, afirmó «esperar con interés» los esfuerzos adicionales de la ASEAN para profundizar la confianza en la región hacia la paz sostenible, la seguridad y la desnuclearización completa y verificable de la península de Corea.

«Naciones Unidas continuará trabajando en áreas claves de los Derechos Humanos, como la libertad de expresión, el derecho a un medio ambiente saludable y en lograr un enfoque integral de los derechos humanos», prometió el secretario general de la ONU.

Migración, pobreza, cambio climático

El titular de la ONU solicitó más cooperación internacional para evitar tragedias como la de los 39 migrantes asiáticos encontrados muertos la semana pasada en un camión en el este de Inglaterra y destacó la necesidad de organizar la migración para que sea legal y dejar así sin «negocio» a las redes de tráfico y trata de personas.

«Me gustaría ver la misma cooperación internacional para la trata de personas que la que veo para el tráfico de drogas. Porque la trata de personas humanas es un crimen más abyecto que el de drogas», aseveró.

«Es absolutamente esencial evitar que esto ocurra», expresó Guterres, que instó a usar energías renovables y lamentó que muchos países del continente proyecten centrales de carbón en los próximos años y sigan subvencionando los combustibles fósiles que contribuyen a la crisis climática.

Aunque comentó que el fuerte desarrollo económico en los países de la ASEAN ha sacado a millones de la pobreza, dijo que es importante reconocer que todavía hay personas que se han quedado marginadas.

“El aumento de la desigualdad es un peligro en todas partes. Las tensiones comerciales y tecnológicas están aumentando. Las previsiones de crecimiento se están revisando a la baja. La inquietud y la incertidumbre están subiendo. Este es un fenómeno global. Ninguna región es inmune”, detalló Guterres.

“Debemos hacer todo lo posible para evitar esta ‘Gran Fractura’ y mantener un sistema universal con una economía universal y con un respeto universal por el derecho internacional, así como mantener un mundo multipolar con instituciones multilaterales fuertes”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.