miércoles, junio 3, 2020

Elementos armados apoyados por Ankara cortan agua a civiles sirios.

Elementos terroristas, apoyados por Turquía, cortaron el suministro de agua potable a los residentes de la ciudad de Al-Hasaka, situada en el noreste de Siria.

Noticias populares

El Ministerio del Interior alemán define al coronavirus como «falsa alarma global» en un informe filtrado a la prensa

El gobierno alemán y los principales medios de comunicación han quedado en estado de shock después de que desde...

La Organización Mundial de la Salud dice ahora que nunca ha aconsejado el confinamiento para frenar la pandemia

La portavoz de la OMS, Margaret Harris, ha manifestado al periódico australiano Sydney Morning Herald, que la organización internacional...

La fiebre nunca más volverá a salir a la calle (ni siquiera los fines de semana)

Las empresas ya han comenzado a instalar cámaras térmicas para controlar el desplazamiento de las personas, tanto trabajadores como...

Miembros de agrupaciones extremistas radicadas en el noreste de Siria cortaron el lunes el abastecimiento de agua potable a los civiles sirios residentes de las ciudades de Al-Hasaka y Tal Nemer y sus localidades adyacentes.

De acuerdo con la agencia oficial siria de noticias SANA, el corte de agua potable se debe al cierre de la planta de bombeo de agua Aluk, que está bajo el control de bandas terroristas y armadas.

Esa planta está ubicada cerca de la frontera sirio-turca y se considera la principal fuente del abastecimiento de agua potable para la ciudad de Al-Hasaka y las zonas residenciales circundantes, explica el medio.

En las últimas semanas las agrupaciones armados, apoyadas por Ankara, han intensificado sus ataques y actos criminales contra las posiciones civiles y del Ejército sirio en las provincias septentrionales del país árabe, como Alepo e Idlib.

El jueves, el Ejército sirio, flanqueado por la aviación rusa, pudo repeler una ofensiva de terroristas contra sus posiciones en la zona oriental de Idlib, especialmente contra la localidad de Al-Nairab. En este ataque, los terroristas actuaron con el respaldo directo de Turquía.

Aunque las operaciones antiterroristas no son bien vistas por Turquía, EE.UU. e Israel, entre otros, las fuerzas sirias están ganando cada vez más terreno frente a las bandas extremistas.

El lunes, las fuerzas sirias recuperaron el control de ocho nuevas localidades en Idlib de manos del grupo terrorista Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham) y destruyeron varios de sus equipos bélicos y vehículos blindados.

El presidente sirio, Bashar al-Asad, ha dejado claro que Damasco no abandonará las operaciones antiterroristas hasta liberar todo el país de los bastiones y reductos terroristas.

Fuente: hispantv.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: