martes, septiembre 29, 2020
Enlace externo

Aumenta la brutalidad de los perros de regímenes europeos

  • Un hombre fallece tras ser asfixiado por un policía belga durante 18 minutos en un aeropuerto
  • Otra agente hizo el saludo nazi mientras sus compañeros se reían de la víctima, un eslovaco de 38 años.

Noticias populares

Milicia mercenaria de Washington secuestra a jóvenes en provincia de Hasakeh

Hassakeh, Reqqa, SANA.— La autoproclamada milicia separatista FDS apoyada por las tropas de ocupación estadounidenses, secuestró a un número...

Vacunas rusas llegarán próximamente a Venezuela

Caracas, Distrito Capital. –En el mes de octubre o principios de septiembre llegan a Venezuela las primeras vacunas de...

Ejército ruso incrementa su presencia en el noreste de Siria

Un número de militares rusos han sido vistos dirigiéndose desde Latakia a la gobernación de Al Raqqa esta semana,...

Este miércoles se difundió en medios locales de Bélgica un video en el que se ve morir en febrero de 2018 a Jozef Chovanec, un eslovaco de 38 años, después que un policía estuviera 18 minutos encima de él durante su detención en el aeropuerto de Charleroi, Bruselas Sur.

En la grabación, que proviene de las cámaras de seguridad del recinto, se observa cómo los agentes agarran al hombre esposado y lo tumban en una cama. Siete minutos después lo tapan con una manta y un policía coloca su rodilla sobre la víctima, mientras sus compañeros lo inmovilizan y hacen gestos de burla.

Al cabo de unos minutos, todavía con Chovanec inmovilizado, una de las agentes hace el saludo nazi. Poco después entran paramédicos y tratan de reanimar al eslovaco, que tiene todo el rostro ensangrentado. Al final de las imágenes se ve cómo dos hombres lo sacan de la sala.

ADVERTENCIA: Las siguientes imágenes pueden herir su sensibilidad

Chovanec, padre de una niña que entonces tenía solo dos años, falleció poco después en un hospital debido a un fallo cardíaco.

«Cuando vi los videos del arresto del estadounidense George Floyd, inmediatamente pensé: mi marido murió de la misma manera», explicó su cónyuge, Henrieta. «Solo [que] la policía también se rió de mi esposo directamente y una oficial a su lado hizo el saludo a Hitler», añadió al denunciar la actitud de los agentes mientras Chovanec se estaba muriendo.

Henrieta detalló que su marido la llamó desde el aeropuerto belga poco antes de proponerse  abordar un avión rumbo a Bratislava, la capital de Eslovaquia, para preguntarle si lo recogerían. La mujer le dijo que sí y, junto con la pequeña, esperó por él, pero nunca llegó. Entonces lo llamó, sin obtener respuesta, y cuando se puso en contacto con las autoridades estas se negaron a ofrecerle información alguna sobre su marido.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Cuba y China, por una nueva era de amistad y cooperación

Cuba y China celebraron el 60 aniversario del establecimiento de nexos diplomáticos con la confianza de fundar una nueva etapa de amistad, solidaridad, confianza...

Le puede interesar: