Europa asiste al punto final de los derechos y libertades fundamentales

Noticias populares

Aparece una de las mayores fosas comunes de republicanos asesinados por los franquistas

El cementerio del Carmen de Valladolid se confirma como uno de los lugares donde se encuentra una de las...

Un tribunal portugués levanta el confinamiento porque las pruebas PCR no son fiables

El Tribunal portugués de Apelación ha ordenado levantar el confinamiento porque las pruebas PCR no son fiables. Es ilegal...

El objetivo de cualquier toque de queda es sacar a las personas de las calles para estabilizar una situación política después de un Golpe de Estado. Por supuesto, que el derecho de manifestación debe desparecer porque no se manifiesta quien quiere sino quien está autorizado.

La prevención es siempre fascismo puro y duro. No hace falta disolver una manifestación porque se trata de evitar el agrupamiento de los descontentos. En las convocatorias quien primero llega es la policía para ahuyentar a los participantes y atemorizarles pidiéndoles la documentación.

Ayer en Logroño los manifestantes no se pudieron agrupar porque la policía había tomado las calles del centro. No hubo ni siquiera la posibilidad de comenzar a desfilar.

Lo mismo ocurrió en Montpellier, al otro lado de la frontera francesa, donde se convocó una “revolución en marcha” en la Plaza de la Comedia contra el toque de queda.

El prefecto la prohibió con las consabidas cantinelas de “riesgo sanitario” y “alteración del orden público”.

Casi al mismo tiempo, en Toulouse una manifestación reunió a varios miles de manifestantes, que denunciaron el toque de queda y las “medidas liberticidas” del gobierno, al tiempo que exigían más recursos para el hospital.

No se produjeron incidentes. En una ciudad las personas se pueden manifestar y en otra no, porque un jefe de policía ordena una cosa en un lugar y otro ordena lo contrario en la otra.

Pero en Montpellier hay quien sabe que sus derechos no pueden depender de un jefe de policía, así que intentaron agruparse a pesar de la prohibición. Al grupo de unos 50 manifestantes se les sumaron los chalecos amarillos, pero la policía lo impidió. Entonces se desplazaron hasta el Ayuntamiento para volver a intentarlo, pero fue imposible.

La policía volvió a impedirlo por los medios sobradamente conocidos: dos detenidos, 11 multas por burlar el toque de queda, otras dos por manifestarse…

“No hubo violencia ni enfrentamientos”, comentó la policía en un sorprendente comunicado: ¿impedir una manifestación por la fuerza no es violencia?, ¿qué entiende la policía por “violencia”?

Fuente: mpr21.info

1 COMENTARIO

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: