Alemania prohíbe las manifestaciones contra el toque de queda delante del Parlamento

Publicado:

Noticias populares

Ayer Alemania prohibió las manifestaciones contra el toque de queda convocadas delante del Parlamento. El pretexto del Ministerio del Interior es que “interrumpen” la labor de los diputados del Bundestag en Berlín.

El gobierno ha invocado también la manifestación del 7 de noviembre en Leipzig, Alemania, contra las mascarillas, que terminó en fuertes disturbios entre los participantes y la policía.

El objetivo real es otro: el movimiento contra el toque de queda es cada vez más extenso, ha adquirido un carácter político que no han podido paralizar tachándolo de “ultraderecha”. Hoy estaba convocada otra manifestación frente al Bundestag.

El ayuntamiento de Berlín ha rechazaron doce solicitudes para protestar en las dos Cámaras Legislativas. “La autorización sólo se concede si no hay razones para temer que sean obstaculizadas las actividades del Bundestag o el libre acceso a sus edificios […] y estas condiciones no se cumplen”, dice el comunicado oficial.

Pero no se trata sólo de la prohibición de un derecho constitucional, sino de su criminalización, es decir, de la transformación de un derecho en un delito. La policía investiga si las convocatorias tienen como fin interrumpir las labores propias del Bundestag.

En toda Europa la pandemia está arrasando con los derechos políticos más básicos con la complicidad de una “izquierda” que se ha posicionado abiertamente a favor de la represión.

Fuente: mpr21.info

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Criminalizando la protesta: condenado a 1 año y medio de prisión un manifestante de los cortes diarios de la Meridiana de Barcelona

El juzgado de lo penal número 16 de Barcelona ha condenado a un año y 6 meses de prisión por un delito de atentado a un joven que participaba en los cortes de la Meridiana y que fue detenido durante la represión policial del 19 de octubre del 2019, durante las movilizaciones posteriores a la sentencia del 1 de octubre contra los presos políticos catalanes.