Movimiento por la Bandera Roja de las Tres Revoluciones cumple 45 años

¡Hagamos flamear fuertemente las tres banderas rojas en las obras por el gran auge desplegando de modo sustancial el Movimiento por la bandera roja de las tres revoluciones!

Noticias populares

Un tribunal portugués levanta el confinamiento porque las pruebas PCR no son fiables

El Tribunal portugués de Apelación ha ordenado levantar el confinamiento porque las pruebas PCR no son fiables. Es ilegal...

Aparece una de las mayores fosas comunes de republicanos asesinados por los franquistas

El cementerio del Carmen de Valladolid se confirma como uno de los lugares donde se encuentra una de las...

Transcurrieron 45 años desde el inicio del Movimiento por la Bandera Roja de las Tres Revoluciones: la ideológica, la técnica y la cultural, campaña de forma más elevada en que participa todo el pueblo.

El Dirigente Kim Jong Il lo propuso al presentar el 18 de noviembre del 64 de la era Juche (1975) la consigna revolucionaria «¡Materialicemos las exigencias del Juche en la ideología, la técnica y la cultura!», lo cual fue un evento histórico de enorme importancia para el desarrollo de la revolución coreana.

El movimiento masivo, desarrollado como medio poderoso para acelerar la construcción socialista, continuó firmemente y se profundizó bajo la dirección del Máximo Dirigente Kim Jong Un.

 

Las tres revoluciones: ideológica, técnica y cultural se plantean como problemas de particular importancia en aquellos países que anteriormente fueron colonias o semicolonias, pero que han conseguido la independencia y están construyendo una nueva sociedad. Los países que en el pasado se hallaban bajo el yugo colonial del imperialismo están atrasados en el plano ideológico, tecnológico y cultural, por tanto, alcanzar las tres revoluciones les resulta sumamente difícil y complejo y les es preciso invertir mayor esfuerzo y tiempo en ello.

 

Después del triunfo de las revoluciones democrática y socialista y el establecimiento del régimen socialista, las tres revoluciones: ideológica, técnica y cultural, se presentan como las principales tareas ante el Estado de la clase obrera.

 

Kim Il Sung, Aceleremos la construcción socialista enarbolando la bandera de la Idea Juche

Por su justeza, se extendió rápido a todas las ramas y unidades del país manifestando su gran vigencia en la construcción socialista.

En 1978, más de 10 entidades recibieron por primera vez la Bandera Roja de las Tres Revoluciones y le siguieron en hacerlo hasta la fecha numerosas unidades ejemplares en el cumplimiento de las revoluciones ideológica, técnica y cultural.

De las tres revoluciones la ideológica es la más importante.

 

La revolución ideológica es la tarea de transformar al hombre para convertir a los trabajadores en revolucionarios comunistas por medio de su revolucionarización y claseobrerización, también es la labor política llamada a elevar su entusiasmo revolucionario e iniciativa creadora.

 

Desarrollar sin cesar la revolución ideológica es una exigencia legítima del desarrollo de la revolución. Si no la intensifican continuamente en la sociedad socialista, es posible que en la mente de las personas revivan ideas caducas y penetren las ideas capitalistas que difunden los imperialistas. Además, si no siguen la revolución ideológica, es probable que vaya decayendo paulatinamente el fervor revolucionario de los hombres a medida que mejora la vida y desaparecen las preocupaciones por el alimento, la vestimenta y el alojamiento. Sólo fortaleciendo constantemente la revolución ideológica se podrá llevar a cabo con éxito la difícil pero importante labor de la educación y transformación comunista de la gente e imprimir un ininterrumpido ascenso a la revolución y la construcción.

 

Kim Il Sung, Aceleremos la construcción socialista enarbolando la bandera de la Idea Juche

En el curso de desarrollo del movimiento, se produjeron grandes cambios en el modo de pensamiento y de trabajo de las personas y se lograron innovaciones en todas las ramas de la revolución y la construcción, de manera que se registrara sobre el territorio patrio la historia de cambios del siglo y se pusiera de pleno manifiesto el poderío del socialismo al estilo coreano.

La revolución técnica es una importante parte de las tres revoluciones.

 

Esta constituye una sagrada tarea revolucionaria enfilada a fomentar sin interrupción el bienestar material del pueblo y liberar a los trabajadores de labores penosas, desarrollando las fuerzas productivas.

 

Sólo alcanzándola se puede construir la economía nacional independiente socialista, emancipar a los trabajadores de las duras faenas y asegurarles una vida laboral independiente y creadora.

 

Kim Il Sung, Aceleremos la construcción socialista enarbolando la bandera de la Idea Juche

Mediante la campaña para materializar las exigencias del Juche en la ideología, la técnica y la cultura, el pueblo coreano confirmó la superioridad y la vitalidad del movimiento en cuestión adquiriendo la convicción de que el mismo es la fuerza motriz de la construcción socialista.

La revolución cultural es otra de las tareas de las tres revoluciones, que ha de cumplir el Estado de la clase obrera.

 

La revolución cultural en nuestro país, que comenzó por la campaña alfabetizadora después de la liberación, avanzó lejos bajo la bandera de la República, y está hoy en una etapa tan alta que se plantea como tarea la implantación de la enseñanza obligatoria superior. Esta es una de las hazañas más valiosas logradas por nuestra República en la construcción de una nueva sociedad y un gran orgullo para nuestro pueblo.

 

Sólo con la ejecución de esta revolución es factible eliminar el atraso cultural, heredado de la vieja sociedad, y crear una cultura socialista y comunista, así como transformar a todos los miembros de la sociedad en hombres comunistas, multifacéticamente desarrollados.

 

Hoy, la tarea más importante de la revolución cultural consiste en acelerar la intelectualización de toda la sociedad. Sólo elevando considerablemente, mediante el aceleramiento de ésta, el nivel cultural y técnico de todo el pueblo, es posible construir con éxito el socialismo y el comunismo, eliminar definitivamente las diferencias del trabajo y asegurarles la igualdad completa a los trabajadores.

 

Para intelectualizar a toda la sociedad es preciso materializar cabalmente la “Tesis sobre la educación socialista” y así llevar a un mayor desarrollo la labor docente. Los organismos del Poder Popular deben impartir cualitativamente la enseñanza obligatoria general de 11 (12 en la actualidad) años y mejorarla instrucción de adultos y la educación superior. De esta manera, deben formar a todos los integrantes de la joven generación como tesoros revolucionarios comunistas de tipo Jucheano, preparados intelectual, moral y físicamente, y procurar que todos los trabajadores lleguen a poseer en el futuro próximo conocimientos generales del nivel de los graduados de la escuela secundaria superior y dominar más de una tecnología moderna, así como entrenar mejor a los cuadros nacionales.

 

Kim Il Sung, Aceleremos la construcción socialista enarbolando la bandera de la Idea Juche

ACNC

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: