Persán: Pulcritud por fuera, podredumbre y explotación por dentro

Publicado:

Noticias populares

La empresa sevillana Persán es otro ejemplo más de la esclavitud asalariada. Industria ubicada en Sevilla, dedicada a la fabricación y venta de productos de limpieza para el hogar, se suma a la larga lista de empresas en las que los trabajadores sufren diariamente la violencia silenciosa que imponen los privilegios de sus dueños.

Con la colaboración lacaya de las cúpulas de los sindicatos CCOO y UGT (que firmaron un convenio de empresa rebajando los derechos de los trabajadores) y las instituciones oficiales, no se respetan ni convenios (de empresa o colectivo) ni estatuto de los trabajadores, un marco legal ya de por sí irrisorio en garantizar los derechos de los trabajadores, como cabe esperar dentro de un sistema capitalista. Así la empresa impone con mano de hierro unas condiciones de trabajo propias de un sistema esclavista: reducción de salarios a 500 euros todos los meses, brechas salariales de hasta 600 euros entre compañeros que realizan las mismas funciones, incumplimiento de categorías, turnos de 6×3 trabajando festivos sin compensar, imposición unilateral por parte de la empresa del calendario laboral, obligando a ir a trabajar días festivos, incumplimiento de las normativas de Prevención de Riesgos Laborales hasta el punto de no parar la producción ni siquiera ante un “riesgo inminente”, etc… Un largo etc al que se une además la represión continua y sistemática a aquellos trabajadores que luchan por defender sus derechos, siendo amenazados por perder sus empleos o forzándolos a soportar peores condiciones.

Persán se desentiende del 70% de trabajadores contratados por empresas externas como ISS, Gestrat, Chris Consulting o Ilunion. Para mayor gravedad, éstos sufren incluso una situación laboral aún peor, con sueldos que no llegan a los 1000 euros, desempeñando además los trabajos más peligrosos como la limpieza de las tolvas. Sin embargo la inspección de trabajo, servil a los intereses de la empresa, mira hacia otro lado mientras día a día los trabajadores arriesgan su vida o la van perdiendo poco a poco al respirar sustancias de naturaleza cancerígena como los silicatos y el etileno. Estas sustancias se adhieren a la ropa que han de lavar en su casa, ya que en Persán no hay para los trabajadores duchas ni lavandería (paradoja de una fábrica de detergentes), pudiendo intoxicar a sus familias. A pesar de la abundante legislación en prevención de riesgos laborales aún no se les ha facilitado material de protección adecuado para la limpieza de las tolvas, realizada por chicos jóvenes, también subcontratados. En lugar de un traje especial con oxígeno, sólo les dan unas mascarillas. Hay trabajadores que sufren quemaduras y otros han llegado a perder hasta un pulmón.

Éstas son las miserables condiciones a las que sus dueños, en sus ansias por aumentar su patrimonio y riqueza, condenan a aquellos que con su salud, esfuerzo y sacrificio mantienen en marcha la producción de la empresa. Porque sus beneficios son nuestros males. Con las plusvalías que le extraen a los trabajadores de Persán, sus dueños (Moya & Yoldi) pueden especular con negocios inmobiliarios, como los 70 millones que invirtieron en el parque empresarial Río 55 de Insur. Además, los dueños de Persán se embolsaron 19,5 millones de euros de beneficio en 2018, y en 2019 aumentaron hasta los 30,2 millones de euros de beneficio. Ese es el impuesto que pagan los trabajadores de Persán a cambio de jugarse la salud y tener unas condiciones de vida insoportables.

Por su parte, los dueños no sólo son intocables por las instituciones burguesas a pesar de saltarse sus propias leyes y destrozar la salud de los obreros de Persán, sino que encima son homenajeados y reciben regalos con dinero público. Concha Yoldi ha sido recompensada como “defensora del factor social y educativo de las empresas”, con premios como la Medalla de Andalucía, la Medalla al Mérito Laboral de Andalucía o la Medalla de la Ciudad de Sevilla. Sus tentáculos en la educación de nuestros hijos están presentes desde 2007 con la creación de la Cátedra de Detergencia Persán en el seno de la Facultad de Química de la Universidad de Sevilla, y desde 2015 es presidenta del Consejo Social de la Universidad de Sevilla, institución desde la que los empresarios ponen la universidad a su servicio. En 2015, el heredero del franquismo y jefe del Estado corrupto español Felipe VI, visitó la fábrica de Persán y elogió la gestión de la empresa como un «magnífico ejemplo de empresa moderna y por su filosofía de empresa familiar«.

A Concha Yoldi, por enriquecerse a costa de los obreros, la junta municipal del distrito Macarena de la capital sevillana aprobó en 2019 darle su nombre a una calle, con la unanimidad de todos los grupos políticos presentes en el Ayuntamiento de Sevilla. La Gerencia de Urbanismo del mismo ayuntamiento, el mismo año, aprobó además la modificación del PGOU para concederle 30.000 metros cuadrados más a Persán para ampliar su fábrica.

Como muestra de cómo engaña el feminismo a las obreras, veamos cómo esta esclavista moderna, que se considera “un pelín de izquierdas” (de la izquierda del sistema, claro), se mete en el mismo saco que ellas. Ante la pregunta “¿Existen los techos de cristal?”, la galardonada empresaria responde:

“[…] es evidente que existe brecha salarial entre hombres y mujeres. Como se suele decir, los tres últimos meses del año las mujeres trabajamos de balde, porque el hombre gana mucho más”. Y ahí tenemos a todos los y las charlatanes y charlatanas vende-obreros de la pata izquierda del sistema (PSOE-IU-PCE-Podemos-CCOO-UGT) gritando: “¡Obreras! ¡Uníos a Concha Yoldi en su lucha por la igualdad! ¡Ella, igual que vosotras, está oprimida por los obreros de Persán!

Por otra parte el apetito insaciable por conquistar mercados ha llevado a los dueños de Persán a hacerse con el control de una fábrica de Unilever en Francia, y a invertir 40 millones en una nueva fábrica de Polonia. Lo cual hace presagiar (piensa mal de los empresarios y acertarás) que más temprano que tarde la producción de la fábrica de Sevilla se irá trasladando a otros lares, desmantelándose dicha fábrica y dando al traste con las falsas esperanzas que vuelcan los obreros en los amos de su trabajo. Repitiéndose de nuevo la historia de tantas otras empresas (andaluzas, españolas o extranjeras) como el caso de Flex, Gillette, Roca, Delphi, Santana Motor, Alcoa o Nissan, que huyen al olor de una mayor esclavitud de la clase obrera de otros países. Así lo dice el propio consejero delegado de la Agencia Andaluza de Promoción Exterior, dependiente de la Junta de Andalucía: “Las empresas andaluzas deben estar más en Asia porque es el centro económico mundial”.

El comité provincial del Partido Comunista Obrero Español quiere transmitir toda su solidaridad a la plantilla de Persán, porque sus problemas y conflictos son los de toda la clase obrera. Todos son síntomas de la lucha de clases que, de momento y no por mucho tiempo, están ganando los burgueses.

¡Compañeros de Persán! ¡Abandonad vuestras ilusiones en estas sanguijuelas empresariales que os parasitan! Tomad las riendas de vuestro destino uniéndonos con el resto de la clase obrera para tomar el control de la producción, de las minas, las tierras y todas las riquezas que generamos colectivamente. Que ningún explotador decida nunca más cómo hemos de vivir. Todo lo levantamos nosotros y hoy ya no hay empresa, por muy grande que sea, que levante cabeza sin nuestra ayuda (a través del dinero público que les dan, con la excusa de la pandemia, el Estado, comunidades autónomas y ayuntamientos).

Levantemos nuestras instituciones, nuestro poder obrero a través del Frente Único del Pueblo que una a comités de empresa (echando antes a los traidores), estudiantes, barrios obreros, jornaleros y demás clases populares a través de asambleas donde elijamos a nuestros representantes directos.

¡Acabemos con las aves de rapiña capitalistas y con el Congreso de los diputados charlatanes!

¡Levantemos nuestra propia democracia!

¡Por el Frente Único del Pueblo!

¡Construyamos el Socialismo!

Comité Provincial del PCOE en Sevilla

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: