Apuntes: el Estado y la Represión

Publicado:

Noticias populares

Activos soberanos como garantía de compra: las insólitas exigencias que Pfizer habría puesto a los Gobiernos de América Latina para venderles vacunas

La farmacéutica estadounidense habría pedido eximirse de responsabilidades ante posibles resultados adversos en el uso de los fármacos, según una investigación periodística realizada por The Bureau of Investigative Journalism y Ojo Público.

EEUU roba otros 45 camiones de trigo y cebada de Siria

Las fuerzas estadounidenses trasladan 45 camiones de trigo y cebada robados de la provincia de Al-Hasaka, en el noreste de Siria, Irak, según un nuevo reporte.

Los inmunizados con la vacuna Sputnik V pueden ser donantes de anticuerpos

Las personas vacunadas con la Sputnik V pueden ser donantes de anticuerpos contra el coronavirus, declaró este viernes Alexandr...

La aparición de los primeros Estados está directamente vinculada a la aparición de las clases sociales antagónicas, esclavos y esclavistas. La esencia misma del Estado, es formar el aparato de opresión contra las clases oprimidas.

Al igual que una sandía sigue siendo sandía tenga la forma redonda o alargada, el Estado, tenga la forma que tenga, sigue siendo la herramienta de opresión de la clase dominante, u “órgano de violencia de una clase sobre la otra”, como decía Lenin en “El Estado y la Revolución”.

Puesto que el Estado es una herramienta de la clase dominante, la clase dominante otorga al Estado el derecho de reprimir, de ejercer la violencia, incluso contra sus propios miembros, cuando esos se saltan las normas. Es por ello que algún que otro representante de la clase dominante aparece periódicamente en el banquillo de los acusados o incluso acaba en la cárcel.

Las normas permiten meter mano en los bolsillos de obreros y pequeñoburgueses, pero si uno mete mano en las arcas del Estado fuera de las normas aprobadas, significa robar a la burguesía. Esto también se castiga.

En cualquier caso, en comparación con el robo que comete la burguesía legalmente a millones de trabajadores, se podría decir que son casos estadísticamente insignificantes.

Cualquier Estado ejerce la represión, para eso existe.

Un Estado obrero ejerce la represión sobre sus enemigos. ¿O alguien piensa que los obreros, una vez le dan la vuelta a la tortilla y empiezan a dominar, no deben defenderse? Por supuesto que sí. Es por ello, por cierto, que decimos que la contrarrevolución en la URSS se fraguó con la victoria de los antiguos trotskistas, los Krushovitas, en 1961 con la aprobación del tercer programa del partido, donde se eliminó la dictadura del proletariado.

Todo Estado es dictadura de la clase dominante. Todo Estado reprime a los que actúan en su contra.

Para eliminar la represión se debe eliminar al Estado. Y la única forma de hacerlo es ejercer la dictadura del proletariado encabezada por la clase obrera, la única clase que por su posición en el modo de producción está objetivamente interesada en la eliminación total de clases sociales, primero antagónicas y después de cualquier clase social.

Sin clases sociales no hay Estado. Si no hay Estado, no hay represión.

R.H.

2 COMENTARIOS

    • Derrumbar a todos los Estados del Planeta a la vez es innecesario y, sobre todo, imposible. El proletariado de cada país debe luchar contra su burguesía nacional, por sus intereses económicos y políticos, hacerse fuerte en la batalla para finalmente realizar el cambio revolucionario y tomar el control del Estado, demoler todas las instituciones burguesas y crear las suyas, para ejercer su dictadura.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: