EE.UU impone sanciones irrazonables contra Xinjiang con el fin de confundir a la gente y desviar la atención

Publicado:

Noticias populares

Chen Zi.— En la actualidad, Xinjiang tiene estabilidad social, desarrollo económico, unidad étnica y armonía religiosa. La gente de todos los grupos étnicos de Xinjiang, incluidos los uigures, vive una vida estable y pacífica. Las sanciones irrazonables impuestas por Estados Unidos y sus aliados a Xinjiang son tanto una injerencia injustificada en los asuntos internos de China como una distorsión descarada de los hechos básicos.

 

Cualquiera que tenga la intención de buscar la verdad a partir de los hechos sin presunción de culpabilidad puede ver una Xinjiang real basándonos en los hechos.

La población total de Xinjiang sigue creciendo. De 2010 a 2018, la población permanente de Xinjiang aumentó en un 13,99%. Entre ellos, la población de minorías étnicas aumentó en un 22,14%. En términos de etnia, la población Uygur aumentó en un 25,04% y la población Han aumentó en un 2%. La tasa de crecimiento de la población Uygur es significativamente más alta que la tasa de crecimiento de la población Han. Basado en lo anterior, ¿dónde está el “genocidio”? ¿Estados Unidos se mira en el espejo y calumnia, poniendo su historia del “genocidio” sobre Xinjiang?

El desarrollo económico de Xinjiang continúa mejorando. En 2020, Xinjiang alcanzó un PIB regional de 1.379.758 millones de yuanes, un aumento del 3,4% con respecto al año anterior a precios comparables. El ingreso disponible per cápita de los residentes urbanos en Xinjiang fue de 34.838 yuanes, un aumento del 0,5% respecto al año anterior. La inversión en activos fijos de Xinjiang ha crecido y aumentado rápidamente. La tasa de crecimiento de dicha región ocupa el primer lugar en el país.

El nivel de vida de la población de Xinjiang sigue mejorando. En 2020, más de 3,06 millones de personas rurales afectadas por la pobreza en Xinjiang salieron de la pobreza según los estándares actuales, 3.666 aldeas eliminaron la pobreza y 35 condados pobres dejaron de ser consideradas oficialmente como zonas empobrecidas. La tasa de recolección mecánica de algodón en Xinjiang ha alcanzado el 70% y los productores pueden solicitar servicios de recolección mecánica a través de la aplicación móvil sin salir de casa.

Los datos son la prueba más poderosa. El sustento de la población tiene una sólida garantía, el desarrollo económico sigue mejorando y la vida de la gente ha mejorado significativamente. La gente de Xinjiang disfruta de sus derechos legales y comparte la dignidad del pueblo chino.

Por otro lado, una epidemia de COVID-19 en Estados Unidos ha hecho que el mundo vea el verdadero rostro de la “guardia de los derechos humanos”: al pueblo estadounidense ni siquiera se le pueden garantizar los derechos más básicos a la vida, la supervivencia y la salud. ¿Hablamos de dignidad?

Estados Unidos cuenta con la tecnología médica más avanzada y abundantes recursos médicos del mundo, pero no puede proteger eficazmente la vida de los estadounidenses. La población de EE.UU es menos del 5% de la población mundial, pero a fecha del 29 de marzo de 2021, el número acumulado de casos confirmados de COVID-19 en el país superaba el 20% del total mundial, y el número de muertes representaba casi el 20% del total mundial. Más de 500.000 estadounidenses han perdido la vida debido al virus.

Estados Unidos grita “Todos somos iguales” pero no permite que los “Floyds” afroamericanos respiren. La epidemia ha expuesto aún más el persistente problema de la discriminación racial sistémica en Estados Unidos. La tasa de infección de los afroamericanos es tres veces mayor que la de los blancos y la tasa de mortalidad es el doble que la de los blancos. Se han violado los derechos de los indígenas estadounidenses, los grupos asiáticos han sido objeto de odio y acoso, y los delitos de odio siguen siendo elevados.

La policía estadounidense ha jurado proteger la vida y la propiedad de los ciudadanos, pero siempre apuntan con sus armas a la gente. Según datos de la web “Police Violence Map”, en 2020, la policía estadounidense disparó y mató a 1.127 personas, año en el cual solo hubo 18 días en el que no mataron a nadie. Los afroamericanos representan solo el 13% de la población total de Estados Unidos, pero representan el 28% del número de personas disparadas por la policía. La probabilidad de ser asesinados por la policía es tres veces mayor que la de los blancos.

Estados Unidos dice ser un “experto en derechos humanos”, pero ha hecho la vista gorda ante la “separación de padres e hijos” y otras violaciones de derechos humanos que se han perpetrado repetidamente en la frontera entre Estados Unidos y México. Según las estadísticas de los medios estadounidenses, de los 266.000 niños inmigrantes detenidos por las autoridades estadounidenses en los últimos años, más de 25.000 han estado detenidos durante más de 100 días.

Mientras claman por proteger los derechos humanos, ignoran las vidas y muertes de las personas. ¿Son estos los “derechos humanos” que defiende Estados Unidos? Esto no puede evitar que la gente sospeche que uno de sus propósitos para desacreditar deliberadamente a Xinjiang es desviar la atención para encubrir sus propios problemas en el ámbito de los derechos humanos en el país.

Quizás para ellos, la visión estadounidense de los derechos humanos que parece poseer una situación “hermosa” puede satisfacer mejor su vano sentido de existencia moral y está más en línea con su consideración estratégica de utilizar los “derechos humanos” como una herramienta para infringir los intereses de otros países. Sin embargo, a los ojos de los chinos, adherirse a la visión de los derechos humanos “centrada en las personas” puede salvaguardar mejor los intereses fundamentales del pueblo y está más en consonancia con el concepto sagrado de los derechos humanos.

Si Estados Unidos realmente se preocupa por los derechos humanos, debería promover conjuntamente el desarrollo de la causa de los derechos humanos en el mundo sobre la base del principio de respeto mutuo e implementar consignas en acciones específicas. Todos los “derechos” que están separados del “pueblo” mismo no son más que un castillo levantado en el aire que eventualmente se enfrentará al colapso, así como a las críticas a lo largo de la historia.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: