Mayoría de estudiantes en EE. UU. quieren escuelas libres de policías

Publicado:

La encuesta sobre las experiencias de los jóvenes en las escuelas fue publicada por el Centro para la Democracia Popular

Noticias populares

Más de dos tercios de los estudiantes encuestados para un informe publicado el martes por una coalición de defensores de la comunidad dicen que la policía interna debe ser retirada de las escuelas, con un gran número de alumnos también diciendo que se sienten inseguros alrededor de los oficiales y muchos de los jóvenes, más del 90 por ciento de los cuales eran personas no-blancas, reportaron ser acosados o burlados por los policías del campus.

 

El informe sobre las experiencias de los jóvenes sobre la presencia policiaca y de seguridad en las escuelas, titulado Arrested Learning: A Survey of Youth Experiences of Police and Security at School, fue publicado por el Centro para la Democracia Popular (CPD) en colaboración con personal y jóvenes de Make the Road New York (MRNY), Make the Road Nevada (MRNV), Latinos Unidos Siempre (LUS), la Colaboración Juvenil Urbana (UYC) y el Centro de Investigación para la Organización juvenil de la Universidad de Colorado en Boulder.

La publicación del informe marca el lanzamiento de una semana de acción por parte de estas organizaciones «para exigir que los funcionarios electos federales, estatales y locales tomen medidas inmediatas para eliminar a la policía de las escuelas y poner fin al oleoducto de escuela a prisión y deportación».

Fueron encuestados 630 estudiantes en Nevada, Nueva Jersey, Nueva York y Oregón, y el 41 por ciento de aquellos que tenían a la policía en sus escuelas dijo sentirse inseguro o muy inseguro cuando ve a los oficiales, y sólo el 16 por ciento dice que los policías del campus los hacen sentir seguros. Por otro lado, los encuestados dijeron que los amigos (84 por ciento) y profesores (63 por ciento) los hace sentir seguros.

Un tercio de los encuestados se han sentido atacados por la policía basándose en la etnia o color de la piel, el idioma primario, la orientación sexual o la identidad de género, incluyendo transgénero, inconformidad de género e intersexualidad, revela la información publicada en Common Dreams.

Casi dos tercios reportaron experimentar o conocer a alguien que ha experimentado interacciones negativas con la policía en sus escuelas. Entre los estudiantes negros y latinos, que también tenían más probabilidades de ser atacados p sometidos a detectores de metales que otros estudiantes, esa cifra aumentó a casi tres cuartas partes.

«Me siento traumatizado por ellos y evito a propósito verlos o interactuar con ellos», dijo un estudiante sobre los policías del campus.

«No me siento seguro porque he sido testigo de su abuso de poder y han rechazado ayudarme cuando lo pedí۹, dijo otro. «También ridiculizan a los estudiantes y tratan de hacerlos sentir pequeños», agrego.

Desiree Reyes, una joven miembro de Make the Road Nevada, dijo en un comunicado que «tener agentes de policía en la escuela es un recordatorio de que debemos estar en guardia. Cada vez que camino junto a un oficial aguanto la respiración, me quito las manos del bolsillo y trato de levantarme derecho. Tengo miedo.

«Sé que la mitad de los jóvenes de nuestro distrito probablemente sienten lo mismo». «Necesitamos escuelas libres de policías», agregó Reyes.

Para algunos estudiantes, el abuso fue mucho más allá del acoso verbal. El 10 por ciento de los encuestados dijo haber sido agredido físicamente por la policía escolar o agentes de seguridad, el 10 por ciento dijo que habían sido rociados con pimienta, y los jóvenes de tres de las cuatro jurisdicciones encuestadas dijeron que ellos o alguien que conocen han sido acosados sexualmente por policías del campus.

Otros estudiantes informaron que se vieron obligados a entrar en lo que los autores de la encuesta llaman el «oleoducto de escuela a prisión y deportación» como resultado de las interacciones con los policías del campus. Uno de cada cuatro estudiantes encuestados ha sido arrestado, mientras que casi uno de cada cinco ha tenido que responder a la policía cuando falta de escuela, el 18 por ciento ha recibido reportes de menores y el 16 por ciento citas judiciales.

«Este tipo de interacciones pueden tener impactos devastadores para los jóvenes», afirma el informe. «Un estudio encontró que experimentar un arresto por primera vez en la escuela secundaria casi duplica las probabilidades de que un estudiante abandone la escuela, y una aparición en la corte casi cuadruplica las probabilidades de que un estudiante abandone los estudios».

«En lugar de reducir la violencia escolar, los académicos han encontrado que la presencia de la policía simplemente criminaliza el comportamiento típico de los adolescentes, como la conducta desordenada», dijo Kate Terenzi, una de las autoras principales del informe y estratega principal de políticas y campañas en el Centro para la Democracia Popular, quien comento que «el oleoducto de escuela a prisión y deportación es uno de los ejemplos más atroces de racismo sistémico y violencia sancionada por el Estado en nuestro país».

spot_img

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias