Blanquear el fascismo, una práctica de décadas

Publicado:

Noticias populares

En estos días ha resurgido una vieja polémica sobre cómo combatir el fascismo, al menos el más explícito. Con las herramientas que nos indican (emotivos discursos en las instituciones, debates donde queden en evidencia, recordando pedagógicamente lo que son, carteles y consignas con el célebre «Sí se puede», votando para demostrar que los «demócratas» (entrecomillamos porque en ese espacio hay cada partido y personaje….) somos más, pareciera que la eficacia es cero. Todo indica que por ese camino no los vamos a encontrar, y mientras el fascio se asienta y crece hasta coquetear con el poder.

 

Si observamos con atención la judicatura en todos sus estamentos, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con sus mandos y cuadros intermedios, la dirigencia de la Iglesia con cardenales y obispos, quién nombró al Jefe de Estado, el poder económico y mediático, se puede deducir que lo que ahora llamamos «blanqueamiento del fascismo» empezó, en realidad, hace décadas. La duda es si es miseria intelectual o ingenuidad repugnante pensar y decir que es en los parlamentos (nacional, regional, local) donde se combate con eficacia a la ultraderecha.

Desde esas autoridades blanquecinas se nos recuerda que son organizaciones legales y que tienen todos los derechos (a presentarse a elecciones, a asistir a debates, a organizar mítines…), y punto. Parten de la tesis de que el fascismo es una ideología más, no la portadora de la muerte, causante de una guerra devastadora que niega derechos elementales y otorga a las burguesías dominantes el poder en bandeja. El plan B del capital cuando llegan las crisis y el miedo a revueltas que alteren el orden de las cosas.

La ilegalización de partidos como Vox pero, sobre todo, que cada barrio sepa hacerle frente sin esperar a las dichosas urnas, parece ser la enseñanza que nos da la Historia. Mientras, que la clase político-periodística siga poniéndose galones de «demócrata».

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: