Fusilar a 10.000 comunistas: quién era realmente el académico Sájarov

Publicado:

Noticias populares

El periodista y sociólogo ucraniano Andriy Manchuk contó en su canal de Telegram de autor quién era realmente el académico Andrei Sájarov.

 

“Y sobre el jubileo: un contemporáneo de Brodsky, el también premio Nobel Andrei Sakharov, desaprobó formalmente a Pinochet, pero en conversaciones personales admitió inequívocamente su simpatía por la dictadura de Pinochet.”

“No la defendía en esta carta. La estoy defendiendo en esta mesa. La junta es una rebelión de Kornilov, sólo que con éxito. Si Kornilov hubiera ganado, habría fusilado a 500 bolcheviques… O a 10.000, y habría salvado a los 40 millones arruinados por los bolcheviques.

La rebelión de Kornilov, por desgracia, ha fracasado”, se lamentó este destacado humanista en una charla íntima con Viktor Nekrasov, demostrando claramente la hipocresía inherente.

No es de extrañar que Sájarov también apoyara la guerra de Vietnam, pues creía que los “esfuerzos militares decisivos” de Estados Unidos podrían haber remediado la situación e impedido la victoria de los comunistas, como se puede leer en el libro de Alexander Shubin, “Dissidents, Informals and Freedom in the USSR”.

Fuente: rusvesna.su
spot_img

2 COMENTARIOS

  1. Es más, puede que los partidarios de Kornilov no hubieran fusilado a nadie y hubieran creado el paraíso en la Tierra, puestos a especular. Pero puestos a comprobar los hechos, que no las conjeturas, lo indiscutible es que los “Kornilov” alemanes derrotaron a los espartaquistas y aplastaron al comunismo en Alemania. Y el fracaso de esa Revolución se cerró en 1932 con la subida de los nazis al poder, que no fusilaron a “solo” 10000 comunistas, sino que emprendieron una campaña de exterminio racial y político que acabó con millones de personas. Por ejemplo, eslavos, racialmente inferiores a los ojos de Hitler. Sájarov era eslavo. Con los nazis, en el mejor de los casos hubiera sido un esclavo. En el peor, cenizas en un horno crematorio. Conclusión: como físico sería la bomba (literalmete), pero aquí fue un perfecto capullo.
    Saludos.

  2. Con Sajárov se ratifica el dicho mexicano: la Universidad no quita lo pendejo (gilipollas, dirian los españoles); solo le da lustre.

Responder a Alejandro Cancelar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias