Ecuador: Perspectivas para la lucha social en el 2022

Publicado:

La crisis social, política y económica del país, vislumbran condiciones importantes para forjar la unidad de los sectores organizados y populares en la perspectiva de frenar la política neoliberal de un gobierno falto de capacidad.

Noticias populares

Hemos recibido el nuevo año, el 2022, quizá no con la algarabía de hasta hace dos años y que caracterizó, particularmente a nuestros pueblos que, al calor de la quema de los monigotes, expresaba sus anhelos de bienestar en una frase que lo sintetizaba todo: “Feliz Año”.

Al momento, la crisis que atraviesa el país desnudó prácticamente al gobierno, lo que fuera agravado por la pandemia, cuyo peso el pueblo lo lleva sobre sus hombros por ya cerca de dos años, y de lo que es responsable el gobierno de Lasso por sus políticas neoliberales que han puesto a la economía del país en jaque, en una suerte de antesala de procesos privatizadores que, al parecer, estaría dispuesto a llevarlo a la práctica contra viento y marea.

A esto se suma el sueño de los sectores privados y empresariales que pretenden llevar a la práctica las reformas laborales que afectarían mucho más las ya deplorables condiciones de los trabajadores, a lo que se suma el desempleo en el que se encuentra un importante segmento de la población económicamente activa.

La crisis por la que atraviesa el país no vislumbra solución alguna, pues, el gobierno de Guillermo Lasso, en su corta trayectoria, parecería no importarle la pobreza, el desempleo y la miseria en la que se debaten nuestros pueblos. El recorte presupuestario que el gobierno hizo al sector educativo y de salud, ha significado que, cientos de maestros que fueron despojados de sus cargos debido a la pandemia, no hayan podido volver a sus trabajos; asimismo, cientos de establecimientos educativos ni siquiera han podido pensar en la posibilidad de retornar a clases presenciales debido a las deplorables condiciones de sus edificaciones que carecen de todo, así: luz, agua, mobiliario escolar; implementos para la bioseguridad, no se diga de material didáctico. En el sector de la salud, los ayer proclamados “héroes”, enfermeras, médicos y personal paramédico; muchos de ellos han sido finiquitados en sus contratos y, por ende, lanzados a la desocupación; la falta de medicamentos en todos los hospitales y centros de salud públicos es una verdadera vergüenza para un gobierno que se autocalificado como del “Encuentro”.

De otro lado, las secuelas de la pandemia han permitido que las farmacéuticas se hayan aprovechado para enriquecerse mucho más, a costa del dolor del pueblo que tiene que acudir, debido a su pobreza, a sus consultas. Y así podríamos establecer con bastante claridad que, por encima de la pobreza y miseria de las grandes mayorías de ecuatorianos, la burguesía, sin escrúpulo alguno, ha echado mano de la miseria provocada por el desgobierno neoliberal, a quien le ha faltado capacidad para enfrentar a la pandemia, salvo el tema de las vacunas.

Surge, entonces, la urgente necesidad de que los sectores organizados y populares, avancen en la consolidación de la unidad como elemento necesario para impulsar las movilizaciones y otras formas de lucha a fin de frenar el proyecto privatizador y las nefastas reformas laborales. El próximo 19 de enero es la oportunidad para demostrar a los gobernantes de turno de la capacidad de movilización en base de una férrea unidad, a través de las jornadas a las que hemos sido convocados.

Fuente: pcmle.org

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: