Atenas en huelga. La limosna de la burguesía no soluciona los problemas de los trabajadores

Publicado:

El paro de 24 horas paralizó prácticamente todo el transporte público. Además de metro, tranvía y trolebuses, se ha detenido también buena parte del tráfico ferroviario, tanto de cercanías como de largo recorrido. Los manifestantes, no obstante, dicen que no tienen más opciones porque ya no pueden pagar las necesidades básicas de sus hijos y sus familias.

Noticias populares

Pese a que el régimen griego aumentó en enero un 2% el salario mínimo, la subida de precios generalizada, de la que se beneficia únicamente la burguesía, hace irrelevante la limosna. La inflación, que como bien sabemos, no es “la subida general de todos los precios”, sino “la subida general de todos los precios excepto el de la fuerza de trabajo”, alcanzó el peor índice en los últimos 25 años, lo que hace imposible hacer frente a los gastos imprecisos.

Los que más están ganando con la actual situación “asumieron todos los gastos” de algunas ayudas para paliar el encarecimiento de la energía provocado por ellos, pero la mayor parte de este dinero desaparece entre su servicio para apaciguarlos, ya que pronto tendrán que hacer frente a revueltas populares. Es como funciona su maquina de opresión, el Estado, con el que ejercen su dictadura.

El capital financiero estadounidense viene para arrasar e imponer su dictadura fascista, como lleva haciendo desde hace décadas. La última demostración de su política exterior abiertamente fascista estamos presenciando ahora mismo en Ucrania, donde han ido incluso más allá, instaurando la peor versión del fascismo, en nazismo. Con la experiencia que tienen en segregación racial, desde luego que sí. Esta vez, el genocidio que se gesta no afecta a los judíos, esta vez es contra los rusos.

Hasta tal punto son fuertes ahora, que las burguesías europeas no son capaces de oponerse y están dispuestas a sacrificar el futuro de sus feudos como mal menor. Hace poco la cuestión era simple: o ayudar al capital financiero yanqui a apoderarse de Rusia y mantener en estado de alquiler por algún tiempo sus países, o bien no ayudar y quedar arrasados antes. El imperio tiene que comer. Finalmente, con el dinero al otro lado del charco y el capital en Asia (no poco en China) se decanta por la primera opción. Lo poco que queda de industria en Europa está condenado a desaparecer y por ahí están, como chacales, mercenarios de la burguesía con el cuento de la renta básica universal, desviando a los obreros de sus intereses objetivos.

El alquiler, en todo caso, no va a durar mucho. Es solo cuestión de tiempo. Si el imperio norteamericano deja de crecer, muere. El alquiler será corto y duro, ya que parece que el capital financiero norteamericano ha fracasado en el intento de un golpe rápido contra Rusia. Por supuesto, los primeros en pagar serán los obreros europeos, les seguirán los norteamericanos.

Y las revueltas ya están aquí. El paro de 24 horas paralizó prácticamente todo el transporte público. Además de metro, tranvía y trolebuses, se ha detenido también buena parte del tráfico ferroviario, tanto de cercanías como de largo recorrido. Los manifestantes, no obstante, dicen que no tienen más opciones porque ya no pueden pagar las necesidades básicas de sus hijos y sus familias.

Se necesitan como nunca comunistas en los sindicatos. Muchos. Y cuanto antes mejor. Cuando la burguesía acabe de exprimir al obrero europeo estaremos mucho más cerca de la guerra nuclear.

¿Cuanto tiempo puede necesitar EEUU para vaciar a la Unión Europea?

¿Cuanto tardó en vaciar a la Unión Soviética? En un año lanzó bajo el umbral de la pobreza al 60% de la población del país.

Hay que trabajar en los sindicatos. En todos. Incluso en amarillos. Hay que ganarlos. No existe otra vía para prevenir la nueva guerra mundial. Y esa guerra sería nuclear.

spot_img

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias