La guerra conduce al saqueo: en Libia los imperialistas han robado 300.000 millones

Publicado:

Noticias populares

El gobierno libio ha sido incapaz de recuperar miles de millones de dólares embargados en bancos occidentales desde la caída de Gaddafi. El embargo se produjo de acuerdo con la Resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU por la que se congelan los activos soberanos de Libia, emitida en marzo de 2011.

Las estimaciones del volumen de fondos libios congelados en el extranjero varían, entre 200.000 y 300.000 millones de dólares, pero varios países occidentales anunciaron en 2011 los fondos libios en sus bancos. Es una cantidad a la altura del saqueo que pretenden ahora con Rusia.

La resolución del Consejo de Seguridad de entonces confirmó su determinación de garantizar que los activos embargados se pusieran a disposición del pueblo libio en una fase posterior y lo antes posible, pero esto no se ha conseguido. A pesar de los repetidos intentos de Libia por recuperar estos fondos, han fracasado.

Además del embargo, la Resolución 1973 de la ONU también impuso la zona de exclusión aérea e incluyó a varios funcionarios del antiguo gobierno en la lista de sanciones, además de imponer un embargo de armas contra Libia y otras medidas adoptadas contra los poderes del gobierno de Gadafi.

En abril del año pasado, el presidente del Consejo Presidencial libio, Muhammad al-Manfi, recibió al presidente de la junta directiva de la Autoridad Libia de Inversiones, Ali Mahmoud, para tratar la cuestión de los activos libios en el extranjero.

Un cable diplomático secreto publicado a principios de 2011 mostró que la Autoridad de Inversiones de Libia tenía 32.000 millones de dólares en efectivo en varios bancos estadounidenses. Gran Bretaña congeló 12.000 millones de libras (19.200 millones de dólares) de fondos libios pertenecientes a personas e instituciones. El Estado libio también tiene activos financieros estimados en miles de millones en bancos de Francia, Alemania, Italia, Luxemburgo, Canadá y Bélgica, entre otros países.

En 2018 la policía española desmanteló una red que se dedicaba a financiar al Califato Islámico con el saqueo del patrimonio librio. Intervino numerosas obras de arte, siete mosaicos, sarcófagos y piezas arqueológicas. Se acreditó su procedencia de los yacimientos de Apolonia y Cirene, dos necrópolis de la región Cirenaica que habían sido expoliados por grupos terroristas.

Durante años la Unión Europea permitió el Califato Islámico se financiara con obras de arte saqueadas. La organización terrorista entregaba obras de arte que arrancaban de los yacimientos arqueológicos de Libia (y también de Siria) que acabaron en museos y colecciones privadas europeas (*).

Estados Unidos anunció la devolución de dos piezas de arqueológicas libias que habían llegado ilegalmente al Museo Metropolitano de Arte de Nueva York. El embajador de Estados Unidos en Libia, Richard Norland, dijo en un tuit que el traslado a Libia es sólo una pequeña parte de los esfuerzos de Estados Unidos y Libia para proteger el rico patrimonio libio. “El valor de los dos artefactos supera los 500.000 dólares, una mujer con velo y un busto de un hombre con barba que fueron saqueados de la antigua ciudad de Cirene a finales de la década de 1980”, dijo el fiscal del distrito de Manhattan, Alvin Bragg.

(*) https://digitalsevilla.com/2018/12/24/ue-permitido-durante-7-anos-isis-mafia-financien-obras-arte-robadas/

Fuente: mpr21.info
spot_img

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

La vacunación forzosa contradice los derechos y libertades fundamentales

El 2 de mayo el Tribunal Supremo de India prohibió la vacunación obligatoria. Sus razones son simples. La integridad física está protegida y es inalienable. No se puede obligar a ningún individuo a vacunarse