Che y Camilo, luz de aurora para el presente y el futuro

Publicado:

Noticias populares

Naily Barrientos Matos.— No hay nada más inspirador que el ejemplo. Reflexiono acerca de ello cuando pienso en nuestra infancia, en los valores que sembramos en nuestra niñez, en la espiritualidad que forjamos y en el sentido de humanidad, identidad y amor por Cuba.

 

Hace solo unos días nuestros pioneros dijeron, por vez primera, lo que muchas veces repetimos tantísimos de nosotros en nuestra infancia: «¡Seremos como el Che!», tal vez hoy, como en otras incontables ocasiones, esa frase nos parezca inmensa, así la escucho; con el anhelo, además, de que en nuestro futuro contemos con mujeres y hombres con el altísimo talante moral y revolucionario del Guerrillero Heroico, con inteligencia y capacidad visionarias.

Octubre llega cargado de significados, hace mucho quedó dolorosamente grabado en la memoria popular de los cubanos y de ese sentimiento emerge la admiración, el cariño, y el valor de ejemplos como los del Che y Camilo. Por su experiencia, su obra y su capacidad, son hombres poco comunes, difíciles de igualar y, como diría Fidel del argentino cubano, casi imposibles de superar.

De maneras diversas, ambos representan la causa de los pobres y explotados en América Latina y el mundo, la tenacidad de la lucha por las ideas, la justicia, la voluntad e infinita fe en los valores morales y en la conciencia de los hombres, el triunfo del amor, pues, como diría el Che, el verdadero revolucionario está guiado por grandes dosis de amor.

Camilo Cienfuegos y Ernesto Guevara, no solo fueron fruto de su tiempos e intérpretes de grandes ideas; predicaron con sus actos. El ejemplo personal fue la mayor fuerza persuasiva con la que contaron en la consecución de la teoría y la práctica revolucionarias. Esa es la lección que dejaron a Cuba y al mundo; enseñanza que juntos demostraron en la extraordinaria proeza que fue la invasión al occidente del país al frente de columnas perseguidas por miles de soldados; una formidable hazaña militar.

Hay quienes «hasta después de su muerte son útiles y dan luz de aurora»; de esa verdad bien sabe el pueblo cubano alimentado por el sustrato vital de tanta vida entregada. El Héroe de Yaguajay y el Che han sido capaces de, con su ejemplo, ayudar a que surjan hombres como ellos o, al menos, que en su diaria obra humana procuren hacerles honor. El camino es largo, perdura la aspiración de que nuestra infancia se encamine por esa ruta, guiémosla bien en el trayecto, en este vía crucis que vive la humanidad, ese legado puede salvarnos.

Fuente: tiempo21.cu
spot_img

1 COMENTARIO

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias