Por primera vez implantan en Cuba una válvula aórtica percutánea en el corazón

Publicado:

La mortalidad de los pacientes con estenosis aórtica degenerativa es del 50 % al 60 %, a los dos o tres años posteriores al diagnóstico, si no se realiza alguna intervención

Noticias populares

El Instituto de Cardiología y Cirugía Cardiovascular fue testigo, este lunes, por primera vez en Cuba, de la implantación de una válvula aórtica percutánea (TAVI), un procedimiento mínimamente invasivo y novedoso para el país, practicado en la institución de La Habana a dos pacientes con padecimiento de estenosis aórtica degenerativa.

 

En un contexto nacional de envejecimiento acelerado, la estenosis aórtica degenerativa (estrechamiento de la válvula de la aorta, que sale del corazón, dificultando el paso de la sangre) tiene una prevalencia, en el segmento poblacional mayor de 65 años, de entre un 4 % y un 7 % de casos, de los cuales, aproximadamente un 30 %, no se opera por contraindicaciones al tratamiento quirúrgico y las comorbilidades asociadas. En tanto, la mortalidad de los pacientes con esta enfermedad es de un 50 % a un 60 % a los dos o tres años posteriores al diagnóstico, si no se realiza alguna intervención.

Con el procedimiento tavi, que se estrena en el país, la válvula implantada es percutánea, es decir, se inserta por un catéter, sin necesidad de abrir el corazón, por lo que el paciente no tiene que ser sometido a una gran intervención quirúrgica, según explicó, minutos antes del comienzo del proceder en el primer paciente, el doctor Leonardo López Ferrero, jefe del Servicio de Cardiología y Hemodinámica del Instituto de Cardiología y Cirugía Cardiovascular.

Subrayó que, al tratarse de un procedimiento mínimamente invasivo, propicia una rápida y mejor recuperación del doliente, al tiempo que reduce la estadía hospitalaria e incrementa la calidad de vida y las posibilidades de reinserción social.

No obstante, es una técnica altamente costosa en el mundo, y para Cuba especialmente, por los efectos del bloqueo económico del Gobierno de EE. UU. contra la Isla.

El doctor López Ferrero significó que las dos válvulas percutáneas implantadas este lunes fueron donadas por la empresa española Iberhospitex IHT, pues su valor en el mercado se ubica en alrededor de los 20 000 euros, y, si se suma todo el equipamiento necesario para la intervención, asciende a los 50 000 o 60 000 euros.

Sobre el proceder TAVI, que se pretende iniciar como un programa en Cuba, el también cardiólogo intensivista detalló que al enfermo «se le aplica una sedación ligera, luego se hacen abordajes por ambas arterias femorales y por la arteria radial, y se lleva un catéter hacia la válvula aórtica estrechada, donde se implanta la válvula percutánea, que va montada sobre un stent que se pliega y se introduce por un tubo muy fino, desde la ingle hasta el corazón, y se despliega por dentro de la válvula dañada, para corregir su mal funcionamiento».

En cuanto a los pacientes seleccionados para estas primeras implantaciones (ambos mayores de 70 años, y procedentes de las provincias de La Habana y Mayabeque), el doctor López Ferrero precisó que se establecieron criterios de inclusión, como alguna contraindicación a la cirugía cardiaca, el consentimiento informado, tanto del doliente como de los familiares, y otros más específicos, relacionados con la electrocardiografía, la ecocardiografía, o la tomografía.

Aunque el Instituto de Cardiología y Cirugía Cardiovascular opera desde hace años a pacientes con este padecimiento, mediante el recambio quirúrgico (a corazón abierto) de la válvula aórtica, introducir la técnica de válvula percutánea llevó un proceso previo de asesoramiento y capacitación.

La doctora Carmen Rosa Martínez Fernández, directora del Instituto, destacó al respecto que el centro se ha preparado desde hace varios años para este proceder, que cuenta con la asistencia de especialistas en Cardiología, de España, como el caso del doctor Ignacio Amat Santos, jefe de Hemodinámica y Cardiología Intervencionista de Valladolid, quien viajó desde la nación europea para realizar y asesorar los primeros implantes de prótesis aórtica mínimamente invasiva en Cuba.

La doctora Martínez Fernández calificó la nueva técnica como un procedimiento superior y una opción más para la población cubana altamente envejecida, al tiempo que ratificó que se debe continuar, paulatinamente, el desarrollo del TAVI en el país.

 

Fuente: granma.cu

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias