La incorporación a Rusia de las cuatro regiones ucranianas es legítima

Publicado:

Noticias populares

El Presidente Putin anunció la integración de cuatro regiones ucranianas en Rusia en una ceremonia celebrada el 30 de septiembre de 2022. Esto se produjo después de los referendos celebrados en cada territorio, incluida la región de Jerson, donde el 87 por cien de la población votó a favor de la adhesión, la región de Lugansk, donde las autoridades declararon que el 98,4 por cien de la población votó a favor de unirse a Rusia, Zaporiya, donde la cifra fue del 93,1 por cien a favor de la adhesión, y Donetsk, donde la cifra fue del 99,2 por cien.

 

Sin embargo, Occidente rechazó unánimemente estos referendos por considerarlos una farsa. La cuestión es si las recientes adhesiones de Rusia pueden justificarse o no. Según el derecho internacional (Estatuto de Roma del Tribunal Penal Internacional), una “anexión” es un acto de agresión, y “anexión” es el término utilizado por Occidente para describir la adhesión de las cuatro regiones.

Sin embargo, se puede argumentar que la “anexión” prohibida por el derecho internacional implica el uso de la fuerza por parte de un Estado determinado que decide “anexionarse” un territorio. En el caso de las cuatro regiones de Ucrania, se celebraron referendos antes de que las regiones fueran “anexionadas”.

Aquí se plantea una cuestión: si la “anexión” se basa en los resultados de un referéndum, ¿puede seguir considerándose un acto de agresión?

Los referendos pueden considerarse una forma de democracia directa, ya que una cuestión se decide por votación pública y no por representantes (una forma indirecta de democracia). Por lo tanto, estos resultados pueden considerarse válidos y basados en la libre voluntad de los ciudadanos de estas regiones, que votaron abrumadoramente a favor de la adhesión, ya que el principio de igualdad de derechos y autodeterminación está consagrado en el Derecho internacional y, más concretamente, en el apartado 2 del artículo 1 de la Carta de la ONU.

También se puede argumentar que, según el derecho internacional, los ciudadanos de un territorio deben ser iguales ante la ley y tienen derecho a igual protección contra la violencia y la discriminación. Este principio está consagrado en el artículo 7 de la Declaración Universal de Derechos Humanos.

En su discurso del 30 de septiembre de 2022, el presidente Putin afirmó que durante ocho largos años, desde el Golpe de Maidan en 2014, el pueblo de Donetsk ha sido objeto de genocidio, bombardeos regulares y bloqueos; mientras que en Jerson y Zaporiya se ha llevado a cabo una política criminal destinada a cultivar el odio a Rusia y a todo lo ruso.

Esta es una de las justificaciones dadas por Rusia para anexionarse estos territorios. De hecho, las dos zonas separatistas de Donetsk y Lugansk se han opuesto al nuevo gobierno instalado en Ucrania en 2014, lo que ha provocado tensiones entre el gobierno ucraniano y estas dos regiones.

Los Acuerdos de Minsk, firmados en 2014, debía resolver el conflicto entre estas dos zonas y el gobierno ucraniano. Los principales términos del acuerdo incluían: garantizar un alto el fuego inmediato, tomar medidas para mejorar la situación humanitaria en el Donbas, adoptar un programa de recuperación económica para el Donbas, etc.

Este acuerdo fue firmado y ratificado por Ucrania, pero Rusia acusó a este país de no respetarlo.

Si uno se toma la molestia de consultar el sitio web de la OSCE, los informes diarios enumeran las violaciones del acuerdo de Minsk registradas por la OSCE. Por ejemplo, si tomamos el 28 de enero de 2022, antes de que Rusia lanzara su operación militar especial en Ucrania, la OSCE registró 173 violaciones del alto el fuego, incluidas 6 explosiones.

Si nos remontamos al 30 de junio de 2015, la OSCE informó de combates en torno al aeropuerto de Donetsk. Al parecer, según los datos de la OSCE, se han producido violaciones casi diarias de los Acuerdos de Minsk.

Además, en 2019, Ucrania introdujo una legislación que imponía el ucraniano como lengua principal y prohibía el uso del ruso en tiendas, restaurantes y servicios. Los ciudadanos se enfrentaban a multas si no cumplían esta legislación.

Por lo tanto, está claro que si Occidente hubiera exigido la plena aplicación de la Acuerdo de Minsk en primer lugar, la serie de acontecimientos que condujeron a la adhesión de estos territorios ucranianos a Rusia no habría tenido lugar.

En las últimas décadas, Occidente ha dominado los asuntos internacionales y el orden mundial interviniendo en países como Irak, Siria y la antigua Yugoslavia, por citar sólo algunos. En su discurso del 30 de septiembre de 2022, el Presidente Putin criticó abiertamente la hegemonía occidental y afirmó que Occidente había utilizado métodos violentos contra Estados independientes, valores tradicionales y culturas ancestrales para socavar nuevas corrientes globales y procesos internacionales y colectivos que no podía controlar.

Continuó diciendo que es vital para Occidente someter a todos los países a la soberanía del dólar estadounidense. Es difícil rebatir las afirmaciones del Presidente Putin si se tienen en cuenta las operaciones occidentales contra Estados independientes para obligarlos a seguir la política occidental.

Si se negaban, Occidente provocaría un cambio de régimen y saquearía la mayor cantidad posible de sus recursos. Irak es un buen ejemplo: Sadam desafió el dominio del dólar y decidió vender su petróleo en euros. Como consecuencia, se impusieron al país toda una serie de sanciones y fue expulsado del poder.

En el caso de los conflictos de Irak, Libia y la antigua Yugoslavia, las operaciones de Occidente violaron el derecho internacional pero no fueron sancionadas por la ONU.

Occidente también ha tenido que lidiar con las consecuencias de sus cambios de régimen en países como Afganistán y Libia. También se ha visto obligada a retirarse de zonas que en un principio tenía como objetivo para el cambio de régimen. Estas intervenciones han tenido efectos desastrosos en la propia población de los países occidentales, con problemas como el aumento de la inmigración y el contrabando de inmigrantes, sobre todo a través del Canal de la Mancha.

Por el contrario, Rusia, al incorporar los cuatro territorios ucranianos y hacerlos parte de la Federación Rusa, muestra su compromiso a largo plazo y su apoyo a su desarrollo. Como declaró Putin en su discurso, Rusia reconstruirá las ciudades y pueblos destruidos, los edificios residenciales, las escuelas, los teatros, los museos, etc. Queda por ver si esto se llevará a cabo y sólo el tiempo dirá si Rusia es capaz de hacerlo.

El reciente conflicto con Ucrania demuestra claramente que Occidente, con su flagrante desprecio por el derecho internacional, difícilmente puede acusar a Rusia de no respetarlo. Como dice la Biblia en Juan 8:7 “El que esté libre de pecado que tire la primera piedra”. Los principios del derecho internacional deben ser respetados por todos, de lo contrario carecen de sentido.

Lo que está ocurriendo en Ucrania demuestra que Rusia está consiguiendo resistirse a la dominación occidental, a pesar de la guerra de desgaste económico que Occidente ha lanzado contra ella. La resistencia de Rusia a la dominación occidental y su capacidad para perseguir sus objetivos demuestran la aparición de nuevos centros de poder, como señaló Putin en su discurso.

Además, este rechazo a la dominación y hegemonía occidentales está ganando terreno y parece estar inspirando a otros países a perseguir libremente sus propias ambiciones políticas y económicas, lo que llevaría al colapso de la dominación occidental y a un cambio fundamental en el orden mundial y en el derecho y los principios internacionales que lo sustentan.

—Natasha Hawa https://english.almayadeen.net/articles/blog/is-russias-accession-of-four-regions-justified-how

Fuente: mpr21.info
spot_img

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias