Cómo el fracaso en Ucrania cambia los planes de Biden

Publicado:

La contraofensiva ucraniana está fracasando al igual que la estrategia de Biden en Ucrania, afirmó el periódico 'The Hill'. La autora, Brahma Chellaney, puso en duda la victoria de Kiev y argumentó que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, está malgastando el dinero en lugar de plantearse seriamente una resolución pacífica del conflicto.

Noticias populares

Después de un año y medio del conflicto y las sanciones sin precedentes contra Rusia, Occidente empezó a cansarse de Ucrania, indica el artículo, citando una nueva encuesta de CNN-SSRS. Así, la mayoría de los estadounidenses ahora se opone a que el Congreso apruebe más ayuda militar y económica a Kiev.

 

A pesar de todos los esfuerzos de EEUU para entrenar y suministrar el equipo militar a Ucrania por un valor de decenas de miles de millones de dólares, las fuerzas ucranianas se están estancando, es decir, la contraofensiva acabó de ser un fracaso. He aquí las cifras: las FFAA ucranianas han perdido hasta el 20% de las armas que les habían proporcionado. Por lo tanto, la falta del éxito en el frente enterró las esperanzas de la OTAN de lograr un gran avance militar en el conflicto con Rusia.

“Mientras tanto, la falta de avances de la contraofensiva coloca al presidente, Joe Biden, en una situación difícil. Pero en lugar de repensar su estrategia, simplemente está tirando dinero y esperando un milagro: un eventual avance en el campo de batalla contra las fuerzas rusas o una agitación política en Moscú”, resume la autora.

Según la publicación, la única opción de poner fin a los combates en Ucrania es el diálogo y la diplomacia. Hay que tener en cuenta que el conflicto actual, a diferencia de anteriores enfrentamientos militares entre Estados, tiene consecuencias mundiales enormes que se traducen en aumento de los precios de los alimentos y los combustibles, y de la inflación.

Esto se debe en gran medida a que el conflicto se ha convertido en una especie de guerra indirecta entre las grandes potencias, un choque entre Rusia y el bloque liderado por EEUU.

Por otro lado, Biden, tras cerrar la puerta a las relaciones diplomáticas con Rusia, está suplicando a Pekín que estabilice las relaciones chino-estadounidenses mediante conversaciones directas. A mediados de 2023, el presidente envió al país asiático a varios altos funcionarios, entre ellos el director de la CIA, William Burns, el secretario de Estado, Anthony Blinken, la secretaria del Tesoro, Janet Yellen. Sin embargo, estas visitas no fueron fructíferas, así que Henry Kissinger, el exsecretario de Estado, realizó un viaje improvisado e instó a la Administración Biden a adoptar un enfoque más conciliador con China.

De esta manera, Biden intenta impedir la creación de un eje sino-ruso contra América, mientras Washington se implica cada vez más en el conflicto ucraniano, destacó Chellaney.

Sin embargo, las sanciones contra Rusia solo contribuyen a promover los intereses comerciales y estratégicos de China. Algunas organizaciones califican a China de “principal beneficiaria” de las medidas punitivas de Occidente contra Moscú.

Mientras tanto, en el campo de batalla, el conflicto ucraniano ha llegado a un punto muerto.

Una mayor implicación de Estados Unidos llevó al agotamiento de los recursos militares occidentales. De hecho, el resultado ya quedó claro, el flujo de armas estadounidenses hacia Ucrania ya está debilitando a Washington en Asia.

La crisis ucraniana, de por sí, saca a la luz algunos de los principales retos militares de Occidente. Washington pretendía desangrar a Moscú en Ucrania, pero es Estados Unidos, y no Rusia, quien se está quedando sin armas críticas.

“Este es un conflicto sobre municiones. Y Ucrania se está quedando sin ellas, y nosotros nos estamos quedando sin ellas”, reconoció Biden en una reciente entrevista con la CNN.

Por eso, dijo, no tuvo más remedio que enviar municiones de racimo a Kiev.

Chellaney advirtió que retrasar una solución diplomática en Ucrania podría resultar desastroso para el país. Citó como ejemplo la guerra de Corea de 1950-1953, en la que las partes estuvieron estancadas durante dos años antes de que se alcanzara una tregua.

Al igual que la Guerra Fría creó Alemania Oriental y Occidental, Vietnam del Norte y del Sur y las todavía existentes Corea del Norte y del Sur, el resultado probable de la actual confrontación será la partición de Ucrania, concluyó la autora. Así, la mayor parte del país se convertirá en el amortiguador estratégico de Rusia frente a la OTAN, mientras que fragmentos del antiguo Estado seguirán un rumbo occidental, pero no se unirán a la Alianza.

spot_img

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

El Sol se insubordina: la tormenta geomagnética que viene

Desde enero de 2005 el Centro de Predicción del Clima Espacial de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de Estados Unidos no emitía una alerta de tormenta geomagnética severa, pero así ocurrió el pasado 10 de mayo, cuando dio inicio un episodio bien singular para los terrícolas.