La presencia de la OTAN en Ucrania “no sorprende a nadie”

Publicado:

El Ejército alemán fue noticia esta semana después de que la editora jefe de la agencia matriz de Sputnik, Margarita Simonián, revelara una grabación de funcionarios discutiendo los posibles envíos de misiles de crucero Taurus a Ucrania y el uso de estas armas contra objetivos en Rusia.

Noticias populares

Cuatro altos cargos de la Bundeswehr tomaron parte en una discusión sobre el ataque contra el puente de Crimea. A ella asistieron el jefe del Departamento de Operaciones y Ejercicios del Mando de la Fuerza Aérea, Frank Graefe, el inspector general de la Fuerza Aérea alemana, Ingo Gerhartz, y dos funcionarios del Centro de Operaciones Aéreas del Mando Espacial. La conversación tuvo lugar el 19 de febrero.

 

Según Eugen Schmidt, miembro del Parlamento alemán del partido Alternativa para Alemania (AfD), los oficiales en cuestión probablemente no perseguían objetivos propios, sino que simplemente se preparaban para la posibilidad de que Berlín aprobara la transferencia de los misiles a Kiev.

Transcripción entera de la conversación entre militares alemanes sobre un ataque al puente de Crimea

“Actúan según directivas políticas que vienen desde arriba. Es decir, siguen órdenes, como lo hace cualquier Ejército. No actúan por iniciativa propia. Entonces, si se toma una decisión política sobre el envío de misiles, tendrían que cumplirla”, dijo Schmidt.

El legislador comparó la situación actual de los misiles Taurus con los tanques Leopard, que Alemania inicialmente se mostró reacia a suministrar a Ucrania, pero que finalmente lo hizo después de ceder a la presión tanto de la oposición política alemana como de los “llamados aliados del otro lado del océano”.

“No sé qué sucede realmente en el Ministerio de Defensa, pero sospecho que los militares esperaban que ciertas facciones políticas forzaran la decisión sobre los envíos de misiles”, dijo al agregar que “además, los franceses y los británicos ya están enviando misiles similares [a Ucrania], por lo que los militares probablemente supusieron que Alemania tendría que hacer lo mismo. Y entonces empezaron a calcular qué tendrían que hacer para que esto sucediera”, explicó Schmidt.

Al reflexionar acerca de los comentarios hechos por los oficiales alemanes durante la conversación sobre una presencia militar británica y estadounidense en territorio ucraniano, Schmidt señaló que la OTAN libra una guerra contra Rusia , pero no directamente sino utilizando a Ucrania como representante.

“Así que la presencia de personal militar [extranjero] allí no sorprende a nadie, especialmente cuando se trata de planificar operaciones, mantener el equipo militar de la OTAN y otros”, dijo.

Al mismo tiempo, señaló Schmidt, los poderes fácticos de los países occidentales siguen diciendo a sus ciudadanos que no hay personal militar de la OTAN en Ucrania.

“Están pintando un panorama completamente diferente para la gente común, aunque todos se dan cuenta de que hay personal de la OTAN allí, muchos de ellos, no en primera línea sino, digamos, en el segundo o tercer escalón”, añadió.

Rusia lanzó la operación militar especial en Ucrania en respuesta a la solicitud de las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, previamente reconocidas por Moscú como Estados soberanos, para que se les preste ayuda frente al genocidio por parte de Kiev. Desde entonces, Estados Unidos y sus aliados de la OTAN han suministrado a Kiev miles de millones de dólares en armamento, algo que ha sido tildado por Rusia como un aliciente del conflicto.

spot_img

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

La ONG del chef José Andrés es una tapadera del espionaje

Israel ha asesinado a 34.000 palestinos en Gaza, de los que 14.000 eran niños. Nadie protestó. Pero cuando mataron a 7 miembros de la ONG del chef José Andrés, todos se rasgaron las vestidiras, incluso los propios militares israelíes que los asesinaron.