La propuesta de Macron de enviar sus tropas a Kiev amenaza con una “aniquilación nuclear”

Publicado:

Europa tiene que darse cuenta de que Francia la está llevando por un camino de inevitable autodestrucción al prepararse para enviar sus tropas a Ucrania, escribe el medio 'Consortium News'. La implicación de París en la crisis ucraniana no augura nada bueno y tendrá consecuencias, señala a Sputnik el exanalista de seguridad de EEUU David Oualaalou.

Noticias populares

El medio independiente Consortium News publicó un memorando del grupo de exfuncionarios de la Comunidad de Inteligencia de EEUU Veteran Intelligence Professionals for Sanity, en el que advierte de las consecuencias de la creciente agresividad del presidente francés Emmanuel Macron hacia Rusia.

 

“Francia se está preparando para enviar una fuerza de unos 2.000 soldados —aproximadamente una brigada reforzada formada por un batallón blindado y dos batallones mecanizados, con tropas de apoyo logístico, de ingeniería y de artillería— a Ucrania en un futuro no muy lejano”, escribe el medio.

Esto significaría la introducción de tropas de combate de países de la OTAN en el teatro de la guerra, convirtiéndolos en “objetivos legítimos”, como indica el Derecho de Guerra, agrega el texto.

“Europa tiene que darse cuenta de que Francia la está llevando por un camino de inevitable autodestrucción”, aclara. “El pueblo estadounidense tiene que darse cuenta de que Europa lo está llevando al umbral de aniquilación nuclear”, resume el artículo.

“Rusia puede acabar con ellos en un momento”

En este contexto, el exanalista de seguridad estadounidense David Oualaalou señala a Sputnik que “no es una buena señal”.

“Enviar 2.000 soldados no es nada. ¿Qué van a hacer? Rusia puede acabar con ellos en un momento”, aclara Oualaalou.

“Francia dice todo esto porque quiere demostrar que sigue importando después de que la echaran de África”, añade el exanalista. Sus palabras llegan luego de que este país europeo fue expulsado por Níger, Burkina Faso y otras antiguas colonias.

En sus palabras, el caso de Ucrania es completamente diferente y “Rusia no va a soportarlo”. Oualaalou subraya que Macron ha recibido críticas al plan dentro de su Gobierno y en toda Europa.

“No creo que la Administración Biden sea partidaria de esto, porque todos sabemos [en EEUU] lo que significa, dado lo que acabamos de hacer hace unos días con el vuelo de nuestros bombarderos cerca de la frontera rusa —bombarderos nucleares, los B-1B— cerca de la frontera rusa”, sostiene.

“A mí personalmente no me parece más que una provocación”, declara Oualaalou. “¿Para qué estamos provocando a los rusos, si ya tenemos tensiones con Rusia? ¿Por qué estamos escalando la situación hasta el punto de enviar un bombardero cerca de la frontera rusa? Y no de [cualquier] tipo, sino del B-1”, pregunta.

“¿Por qué estamos haciendo esto?”, continúa. “En algún momento los rusos van a decir: ‘bueno, ya estamos hartos, ya es suficiente'”, cree el exanalista.

Oualaalou ve la amenaza de intervención de Macron en el conflicto ucraniano de forma similar. “En caso de que esto avance, no va a ser un buen augurio para los soldados franceses”, advierte. “Y eso solo va a echar más leña al fuego”, agrega.

Una encuesta reciente reveló que el 68% de los franceses cree que sus comentarios sobre el envío de tropas occidentales a Ucrania fueron “erróneos.”

A finales de febrero, Emmanuel Macron, abordando la posibilidad de la participación de soldados europeos en el conflicto ucraniano, informó que “no se puede descartar nada”. El mandatario también aseguró que la UE había acordado crear una “novena coalición para ataques profundos”, suministrando a Ucrania misiles de medio y largo alcance. Durante una reunión con líderes de la oposición a principios de marzo, Macron reiteró que Francia no tenía “límites ni líneas rojas” en la cuestión de la ayuda a Ucrania.

Tras esas declaraciones, el jefe de Estado fue objeto de críticas a nivel nacional, donde se le llamó “el señor de la guerra”. Dirigentes de todos los partidos políticos acusaron a Macron de arrastrar a París al conflicto, de frivolidad, y le reprocharon que no consultara al Parlamento sobre estas cuestiones.

Comentando las palabras del presidente francés, desde el Kremlin indicaron que tal desarrollo conduciría inevitablemente a un choque militar directo entre Rusia y la OTAN. El portavoz presidencial, Dmitri Peskov, calificó de importante novedad el mero hecho de discutir la posibilidad de enviar “algunos contingentes a Ucrania”. Desde el Kremlin señalan que Macron, ocupa actualmente la posición más radical entre los líderes europeos sobre el conflicto de Ucrania.

spot_img

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

El corporativismo sindical, dificultad en la recuperación del sindicalismo de clase

Lejanos parecen los años en los que las trabajadoras y trabajadores organizados en una central sindical fuerte, como lo fuesen en su día las Comisiones Obreras, hacían frente a los abusos patronales y políticas antiobreras del Gobierno para intentar evitar, de alguna manera, la pérdida de derechos laborales y sociales que se avecinaban, punto álgido en los años 70-80. La progresiva putrefacción de las direcciones de las grandes centrales sindicales, que, ofreciendo una apariencia de lucha, por detrás compadreaban con la dirección patronal, se plasma en la realidad como el bombero que apaga la llamarada intensa de un fuego a veces descontrolado. El abandono progresivo de las decisorias y participativas asambleas de trabajadores por un sindicalismo delegado y gestionado, en el cual el papel del comité de empresa se reduce a un mero instrumento de institucionalidad, aleja todavía más a las plantillas de los centros de trabajo de una conciencia de clase propia cada vez más contaminada por la ideología dominante.