14 de abril: por una cultura proletaria y antifascista. República, socialismo, autodeterminación

Publicado:

Noticias populares

A lo largo de estos últimos años hemos asistido a un auge de la extrema derecha y del fascismo encarnados en partidos como Vox, que ocupa 33 escaños en el Parlamento. No obstante, desde el PCPE tenemos que seguir diciéndolo: la amenaza fascista nunca abandonó el Estado español, como no podría abandonar ningún país capitalista. El fascismo es inherente al modelo de producción hegemónico actual porque supone un rescate para la burguesía en una futura situación de colapso. Karl Marx ya había anunciado así la contradicción principal del capitalismo, la contradicción capital-trabajo: a medida que el capital desarrolla las fuerzas de producción para mejorar la calidad de vida de la humanidad, va dejando obsoletas las relaciones de producción basadas en la propiedad privada de sus medios y las convierte en un obstáculo para el desarrollo humano. La burguesía, en el caso de que las masas se organicen para la toma del poder, no dudará en aplacarlas mediante la alternativa fascista, una alternativa que tanto la extrema derecha (Vox, PP) como la socialdemocracia (PSOE, Sumar, BNG, Bildu, ERC, etc.) alimentan día a día.

No obstante, el Estado español presenta una particularidad con respecto a otros Estados capitalistas: la cultura fascista está todavía muy arraigada, no solo en la clase obrera y la población general, sino también en las estructuras estatales como la policía, la judicatura, el corpus legislativo, la educación o la sanidad. Mención aparte merece la monarquía: una institución garante de la unidad inquebrantable del Estado capitalista (Régimen del 78), apuntalada por la dictadura franquista y continente del legado y la memoria fascistas. Por ese motivo es tan sencillo para las organizaciones más reaccionarias del Estado convocar manifestaciones como la de Ferraz, contra la amnistía de los presos del procès catalán.

En esa misma línea, la socialdemocracia ha demostrado a lo largo de estos últimos años su incapacidad siquiera para reformar el Estado capitalista hacia un sistema de dominación más amable. Han mantenido leyes represivas como la ley Mordaza, la ley de Extranjería o el delito de odio, e, incluso, han reforzado otras como la reforma laboral encabezada por Yolanda Díaz y pactada con Unai Sordo (CC. OO.), Pepe Álvarez (UGT) y Antonio Garamendi (CEOE).

Hay que hacer hincapié en la renovación de las bases de la OTAN y de EE. UU. en el Estado español. La OTAN cuenta con tres bases: Bétera, Hoyo de Manzanares y Torrejón de Ardoz; mientras que EE. UU. administra directamente las de Morón de la Frontera y de Rota. Esto supone un gasto público de más del 2 % del PIB, mientras que hay 9.67 millones de personas en el Estado en riesgo de pobreza, según datos de la European Anti Poverty Network recogidos al término del 2023. La socialdemocracia invierte el dinero público en la industria de la muerte condenando a los sectores populares a la miseria.

La respuesta del PCPE a estos ataques a la clase obrera y sectores populares es la República, el Socialismo y la Autodeterminación. Solo un modelo de producción socialista es capaz de generar la base económica necesaria para que la humanidad desarrolle una cultura proletaria y antifascista, una cultura por el progreso de la humanidad, una cultura internacionalista y antipatriarcal entre todos los seres humanos, una cultura a favor de la autodeterminación de los pueblos donde se reconozca el libre ejercicio de sus derechos (incluida la independencia) como sujetos políticos. No se debe confiar en iniciativas burocráticas como la consulta «monarquía‑república» promovida por el PCE, porque solo busca separar a la clase obrera de su objetivo final (la toma del poder) y perpetuar la tutela burguesa. Solo el pueblo organizado podrá expulsar los excrementos borbónicos y fascistas construyendo una nueva sociedad desde la base. Luchemos por la República Socialista de carácter Confederal.

¡NO PASARÁN!
¡NI REYES, NI PRINCESAS, NI REPÚBLICA BURGUESA!

¡VIVA LA LUCHA DE LA CLASE OBRERA!

1 COMENTARIO

  1. Una república confederal, es decir, crear 17 cortijos para que la burguesia local pueda tener carta blanca, crear desigualdades entre proletarios de un mismo Estado, divisiones y odios entre los obreros de España…”El sueño de todo cacique”…Tener su propio cortijo.

    La clase proletaria en España no necesita tantas divisiones, desigualdades, cortijos. España no tiene las dimensiones que tenía la URSS. La URSS era enorme, gigantesca y solo tenía 15 repúblicas. Comparado con ella, España es diminuta, para que necesita 17 repúblicas con una unitaria es suficiente.

    Los proletarios de España necesitan unidad, la unidad hace la fuerza para poder vencer al enemigo de clase, la burguesia capitalista imperialista.

    Con estos plateamientos segregacionistas separatitas las elites independentistas (todas de la burguesia) tienen que estar encantas, pues todo burgues capitalista sabe que para que la revolución proletaria fracase los porletarios tienen que estar divididos.

    Karl Marx: “Proletarios de todos los paises uniós”

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

EEUU saquea los recursos del pueblo sirio y obstaculiza el regreso de los refugiados a Siria, fustiga Rusia

“Washington y Bruselas no sólo se niegan a ayudar a quienes desean regresar, sino que también obstaculizan la implementación de proyectos de recuperación temprana de infraestructura civil como escuelas, hospitales, el suministro de agua y electricidad y edificios residenciales, lo cual es de importancia crucial para la seguridad y el retorno digno de los refugiados”.

Le puede interesar: