Manifestantes en Madrid exigen la ruptura de relaciones con “Israel”

Publicado:

Noticias populares

Cientos de partidarios de Palestina se reunieron frente al Ministerio de Asuntos Exteriores en Madrid para exigir la terminación de las relaciones con “Israel” y el fin de las hostilidades en Palestina.

 

Las imágenes mostraban a los manifestantes reunidos con banderas palestinas y una pancarta que decía: “Siempre con resistencia palestina” mientras coreaban consignas: “Boicotear a Israel”.

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, dijo el jueves que su país solicitó permiso a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para sumarse al caso de Sudáfrica que acusa a “Israel” de genocidio en Gaza, convirtiéndose en el primer país de la UE en realizar tal petición.

Sudáfrica presentó su caso a finales del año pasado, afirmando que “Israel” estaba violando la convención sobre genocidio en su ataque a Gaza.

El mes pasado, la CIJ dictaminó que “Israel” “debe detener inmediatamente su ofensiva militar y cualquier otra acción” en la ciudad de Rafah, debido a preocupaciones sobre la situación humanitaria. Aún no se ha pronunciado sobre la acusación central de genocidio.

La medida se produce después de que España, junto con Irlanda y Noruega, reconocieran el Estado de Palestina, lo que provocó una feroz reacción de “Israel”.

Press TV / Al Manar

spot_img

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Ucrania es una “mina de oro” que no podemos perder, afirma senador de EE.UU.

Lindsey Graham, senador de EE.UU., comentó este domingo en el programa Face the Nation que Occidente está interesado en ayudar a Ucrania a cambio de sus recursos naturales que pueden dar beneficios de 10 a 12 billones de dólares y que no quiere que lleguen a manos de Vladímir Putin, el presidente ruso.