Inicio Artículos Cuatro ejemplos actuales de postureo político y otros cuentos chinos

Cuatro ejemplos actuales de postureo político y otros cuentos chinos

1547
2
Compartir

Esta imagen fue mllones de veces reproducida y utilizada por las potencias occidentales para ejercer su papel de hipócritas plañideras ante una de tantas consecuencias terribles de sus criminales intervenciones militares en el apoyo a esas “revoluciones árabes” de colores que han traído el islamofascismo en tantos lugares del mundo.

Baudrillard, que tenía una estética literaria muy superior a su aportación sociológica, prefería hablar de simulacro.

En castizo, el postureo en política es una especie de cuento chino o embuste, disfrazado con mayor o menor habilidad dentro de un relato de dudosa veracidad, si se posee la capacidad de detectar que lo es a pesar de la desinformación con la que se amaña la realidad performada, mixtificada, centrifugada y recreada una y mil veces por los medios de manipulación de masas.

Grecia como embajadora del concepto

Un gran embajador del postureo en fue el ex Ministro griego Varoufakis, el cuál no dudo en aplicar tal término para definir el arte diplomático en las negociaciones entre el gobierno de Syriza, representado en aquél entonces por él, y el Consejo de Ministros de la UE. Y superpostureo –aunque yo prefiero llamarlo mentira de tamaño descomunal- fue el referéndum en el que el gobierno de Syriza pedía un oxi (no), cuando quería que saliera un naí (sí) -curioso este idioma que acerca la fonética del sí y el no a términos que en castellano sugerirían sus opuestos- Pero cuando se descubre que el postureo es sólo eso, postureo, (aceptación de las condiciones impuestas por la UE al pueblo griego), lo que queda al fondo del escenario es una mierda del tamaño del sombrero de un picador.

No siempre el postureo queda tan al descubierto. En cualquier caso no está de más cierto entrenamiento y un sobreesfuerzo en contrastar muchas fuentes de información y aprender a leer entre líneas –algo a lo que la inmensa mayoría de las audiencias no están acostumbradas- para detectar la pose fingida que se encuentra en detrás de muchas pretendidas posiciones políticas.

El postureo imperial frente a la situación siria:

Tomemos por ejemplo a ese progresista Presidente USA llamado Barack Osama, perdón, Obama, obediente a los dictados de quienes le designaron para su papel (los electores sólo refrendan decisiones tomadas por aquellos que realmente ejercen el poder, no el gobierno) que acusa a Rusia de no concentrarse en sus ataques en las bases del IS (Daesh) sino en la de otros rebeldes ¿Cómo lo saben los señores Obama y sus esbirros de la OTAN, cuando los frentes están tan cruzados y entremezclados? ¿Le han informado de ello sus aliados del IS y quienes les arman, entre ellos ustedes mismos? ¿Pueden aportar pruebas de que las fuerzas del Daesh siguen intactas tras los bombardeos de Rusia y su lanzamiento de cohetes contra zonas ocupadas por los terroristas? ¿Se refiere el señor Obama y sus secuaces políticos, militares y mediáticos a esos “rebeldes moderados” que entregaron el armamento que les fue suministrado por las potencias imperialistas al IS (Daesh) y al Frente Al Nusra? ¿Se refieren acaso al llamado Ejército Libre Sirio (creado por la CIA y por los servicios secretos franceses) o a Ahrar al-Sham, patrocinado por Turquía y Qatar, prácticamente inexistentes sobre el campo de batalla, ya que cuando no han salido corriendo hacia Turquía han engrosado las filas de Al Nusra y del Daesh? ¿A esos “insurgentes moderados” es a los que el señor Obama va a enviar más ayuda militar a través del Pentágono? ¿No será, de nuevo, un modo indirecto de hacerle llegar el armamento a Al Nusra y el Daesh, verdad? ¿O es precisamente de eso de lo que se trata?

Se le olvida al señor Obama y al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, que repite el mismo discurso, que el Frente Al Nusra es la sección para Siria de Al Qaeda, la del Ben Laden al que USA entrenó en Afganistán, la misma del 11-S y la misma que sirvió de justificación para destruir Irak cuando ella había culpado de impío a su entonces Presidente Sadam Husseim y se sabía que no existía conexión alguna entre el gobierno iraquí y Al Qaeda sino todo lo contrario. Yo diría que eso es postureo y del gordo.  Por lo demás, sólo las declaraciones de los halcones de la guerra y de sus esbirros mediáticos dicen algo distinto de lo que Rusia declara: la destrucción de múltiples instalaciones, armamento y puntos de concentración de tropas del Daesh.

Señores del gobierno USA, de la OTAN, señores Presidente Hollande y primer Ministro británico Cameron: ustedes no pueden dar lecciones de nada cuando sus fuerzas antitalibanes en Afganistán, informadas de dónde se encontraba exactamente dentro de la provincia de Kunduz el hospital de MSF, asesinan con sus bombardeos a 19 personas entre personal sanitario y heridos.

Algo más cercano: el postureo postelectoral catalán:

Voy a concentrarme en el resultado inesperado para Junts pel Sí (CDC+ERC) de depender de la CUP para la continuación del proces.

El proces constituent se enfrenta ahora a la dualidad burguesía- clase trabajadora.

Aún recuerdo como tras Gregori Sánchez Raimundo, última excepción de origen obrero, el PSUC y sus posteriores marcas electorales se convirtieron con sus sucesivos secretarios generales, en organizaciones dirigidas por la pequeña y mediana burguesía catalanas, a pesar del origen popular de sus militantes, alcaldes y cuadros de la CONC.

Dicho esto, y aunque los 47 diputados burgueses del Parlament catalá necesiten de los 10 diputados de la CUP, la realidad es que estamos, de nuevo, ante un espectáculo de postureo bastante evidente, si uno no se deja cegar por lo aparente.

O si lo prefieren ante una cuadratura del círculo difícil de aplicar, salvo que la coalición burguesa soberanista (sobre todo CDC) acepte las medidas económico sociales de reversión de las privatizaciones, nacionalziación de la banca y de impacto inmediato para aliviar la situación de las clases más afectadas por las medidas anticrisis que aplicaron al alimón el gobierno español y el de la Generalitat, presidido por Mas, que exige la CUP para llegar al pacto de investidura del President.

Eso supondría por parte de CDC aceptar lo injusto de las medidas de recortes y austeridad aplicadas por el gobierno del ex President y la justeza de unas reivindicaciones que poco encajan en la base votante de este partido burgués, por mucho que una parte de esa base se haya visto afectada por tales decisiones políticas del pasado.

Pero por el lado de la CUP llegar a un acuerdo que deje en agua de borrajas esa parte de su programa mínimo sería traicionar su condición de grupo de izquierda, por mucho que Mas y CDC aceptaran su parte de propuesta política rupturista (desobediencia al Tribunal Constitucional español y creación de una República catalana).

Ambos, CDC y la CUP, saben que hay mucho de postureo en esa reivindicación socioeconómica, sin dar un paso radical hacia medidas no paliativas sino anticapitalistas, ya que sin expropiación e impuestos especiales a las grandes fortunas catalanas no me imagino de dónde van a sacar el dinero para las medidas sociales cuando Standar & Poor´s han rebajado la calificación crediticia de Cataluña ya por debajo del “bono basura” y el Estado central previsiblemente apretará aún más las tuercas a la economía catalana a través de sus mecanismos de transferencia económica, ayudas e inversiones ¿Jugará CDC a enrabietar aún más al gran capital catalán, partidario del mercado único y, en consecuencia, de la continuación de Cataluña dentro del Estado español? No lo creo, y ellos, incluyendo a la proponente CUP, tampoco.

Para los silenciosos ERC y Junqueras en este tira y afloja, en el que las palabras son de concordia y voluntad de entendimiento entre los dos extremos (CDC y CUP), y para ello han enviado al Varoufakis catalán, el “independiente” sionista Raül Romeva que se ha autodescartado como candidato a President, la situación es especialmente complicada.

Por un lado, dentro de Junts pel Sí, Mas y CDC recuperan protagonismo en su negociación con la CUP en detrimento de la habilidad de maniobra que ERC y Junqueras habían venido demostrando en los últimos tiempos.

Por otro, la personalidad política de la pequeña burguesía catalana de ERC con veleidades de “izquierda”, tantas veces traicionada, se encuentra en medio de la voluntad de independentismo burgués y pactado con el Estado español de Mas y CDC y la de secesionismo “radical” social, de izquierdas e insumiso de la CUP. Para ellos la proclamación de la República catalana ha de tener una conexión con un acto del pasado siglo XX –el realizado por el President  Companys- En función de dónde se situé dentro de

esa tensión negociadora, ERC tendrá problemas de uno u otro signo, pero los tendrá.

Entre tanta pose, tanto juego dentro de la familia soberanista catalana, tengo la sensación, siendo un ignorante absoluto de la realidad política catalana, que a CDC se le ha escapado el control de la situación hace ya tiempo, que su órdago a la grande se ha convertido en un órdago a la chica a la vista de todo el mundo, que la CUP juega a un postureo –el de condicionar la política antisocial de CDC- que no se cree ni ella, pero que no tiene otro remedio que jugar porque, no hacerlo sería renunciar a su identidad de organización de izquierda, por muy influenciada que éste por el perroflautismo pequeñoburgués del 15M, y que ERC no sabe aún cómo jugar el papel de un árbitro “centrista” en una operación que desea liderar pero que puede acabar como el rosario de la aurora.

¿Tendrá esto una repercusión sobre el éxito o fracaso del proces català? No lo sé. Soy partidario del libre ejercicio, sí ejercicio, de autodeterminación de los pueblos pero no promotor de ello porque soy muy consciente de que rara vez ese ejercicio logra otra cosa que dividir a la clase trabajadora aún más y casi siempre bajo la hegemonía de sus respectivas burguesías nacionales.

Y por fin, la madre de todos los postureos: el de IU y el de Podemos:

Sé que hay quien cree que la ruptura de las negociaciones entre IU y Podemos  fue sincera en algún momento por, al menos, una de las dos partes.  Del mismo modo que sé que aún hay quien cree que elecciones y voluntad popular tienen algo que ver o quien cree en el misterio de la Santísima Trinidad. La fe es un estado de cándida ignorancia.

Hagamos un poco de historia para entender los desentendimientos entre IU y Podemos.

Izquierda Anticapitalista, partido que aportó a Podemos la mayor parte de su núcleo inicial de militantes, nace de Espacio Alternativo, una corriente de opinión, una parte de la cuál militaba en Izquierda Unida. Tras su abandono de esta organización (que como marca del supermercado electoral empezaba a dar síntomas evidentes de envejecimiento), previo el debilitamiento y pérdida de adscritos a dicha corriente, a finales de 2007, deciden en noviembre de 2008 constituirse en partido con el nombre de Izquierda Anticapitalista y presentarse a las elecciones europeas de 2009. Tras su rotundo exitazo al obtener el 0,13% y 19.880 votos, se rebajó un tanto el entusiasmo de estos universitarios hijos de la pequeña burguesía que intentaban recrear una pseudoIU “moderna” y buenrollista, no como coalición, sino en el formato partido a través de su discurso ecologista, feminista y de “izquierdas”. Necesitarían un nuevo baño de realidad –las elecciones generales de 2011- para darse cuenta de que el invento que seguía la estela de un NPA y de un Besancenot venidos a menos no tiraba hacia adelante. En las elecciones generales de 2011 obtendrían un espaldarazo más notable (0,10% de los votos o, lo que es lo mismo, 24.456 votantes. Para entonces, su proyecto empezaba ya a dar síntomas de agotamiento incluso en cuanto a la afluencia juvenil a sus filas que no fue despreciable en los 2-3 primeros años.

Y en esto llegó el coleta que, junto a su compinche Monedero y Jorge Verstrynge entro otros, habían  sido miembros de IU, asesores a sueldo de la misma (políticos profesionales aunque no públicos)  y con otros ex IU (de nuevo Izquierda Anticapitalista y sectores vinculados a IU) ponen en marcha lo que los propios trotskistas light habían denominado la ”operación coleta”. Aunque el invento había sido registrado ya como partido con anterioridad en el Ministerio del Interior, la operación toma cuerpo y velocidad  tras no funcionar el intento de imposición de Pablito a IU de que ésta organizara primarias para elaborar la lista a esas elecciones y le incluyese a él y a otros de Podemos en “lugares seguros” dentro de la lista al Parlamento Europeo de las elecciones europeas de 2014 por  dicha coalición. Sabían que la dirección de IU no aceptaría tal chantaje pero aun así hicieron el paripé. Primer postureo por parte de Podemos.

En la noche del 25 de Mayo de 2014 las caras de los dirigentes de IU que comparecían ante los medios de comunicación tras conocerse los resultados electorales eran todo un poema. Expresaban aspecto de luto, cuando se trataba de la convocatoria al Parlamento Europeo en la que habían obtenido mejores resultados de su historia como coalición. Aunque habían logrado 6 eurodiputados, aún estaban colgados de los sondeos preelectorales que hacía meses apuntaban resultados mucho mejores para ellos. Y lo peor de todo, Podemos con 5 actas se había quedado a un solo puesto de ellos, sobrepasándoles en porcentaje y votos en muchas provincias y regiones.

La operación coleta y su despliegue mediático había dado un primer golpe del que IU no se recuperaría sino que le llevaría por el camino del abandono de dirigentes, afiliados y votantes hacia la formación morada y a un riesgo más que evidente de extinción. Quien desee saber más sobre Podemos y sus efectos en IU puede consultar este enlace.

Se había producido la sustitución de lo que algunos llamaban una coalición “viejuna” por una nueva opción “modelna”, “joven” y  “chupiguy” por parte de quienes se sentían hijos  de la clase media y la “generación más preparada de la historia”. No en vano, encontrar un obrero en la dirección de Podemos es más difícil que hallar un dirigente del PP honrado.

El caso es que el grueso dominante original de Podemos provenía de IU, su programa en las europeas, municipales y autonómicas era casi el mismo que el de esta coalición y aunque una parte de Izquierda Unida defendía ciertos principios ideológicos y toda ella de izquierda, ambas –Podemos e IU- son en realidad interclasistas, ciudadanistas, reformistas y contaminadas hasta el corvejón por la morralla ideológica del 15M. He aquí una clave decisiva para entender el paripé de la negociación de la Unidad Popular por ambas partes.  Peleaban las dos por sobrevivir en el mismo terreno, sabiendo ambas que de dicha pelea sólo podía salir viva una de ellas.

Si hubiera que señalar alguna diferencia significativa, pero no determinante para no entenderse, porque el realismo político de las direcciones y de la mayoría de las bases de ambas formaciones es lamentable, serían dos a reseñar: que buena parte las bases de IU y sus electores se reconocen como clase trabajadora y un importante sector de su afiliación mantiene vínculos sentimentales con las ideas comunistas, aunque es más fácil autoafirmarse tales que defender los elementos centrales de dicha ideología. Mientras tanto Podemos se apoya en una base afiliada y votante de desclasados y hasta hace muy poco de fanáticos ignorantes sin una ideología política concreta. Ahora está por ver lo que queda en los círculos que aún no han desaparecido en la práctica.

Así pues el debate de todos bajo las siglas de Podemos frente al de, hasta hace muy poco, una Unidad Popular que respete las siglas de cada uno (cuestión ventilada por parte de IU con la creación del engendro de Ahora en Común) era una polémica mentirosa porque el objetivo era no entenderse y poder cargar al otro la responsabilidad de ello. Tanto Podemos como IU saben que el dinero obtenido por cargos públicos lo es a las siglas y no a las uniones electorales en las que la identificación de a qué partido pertenece cada cargo electo es harto difícil. IU no puede sobrevivir a su más que difícil situación económica sin recursos de origen electoral.

Podemos no tenía interés en una coalición de carácter nacional sino en picotear, como el invitado a una fiesta que,  poniendo cara de desgana, selecciona los trozos más apetecibles de una bandeja con viandas. En Aragón, en Galicia porque está Anova con Esquerda Unida y las Mareas, en Cataluña porque Podemos era allí mucho más débil que en otros lugares. No le funcionó en las elecciones catalanas pero le ha servido para hundir a ICV y a EUiA, lo cuál es siempre un consuelo para Podemos.  Por el contrario Ahora en Común se ha roto en Aragón. Y en Galicia sus potenciales socios empiezan a decirle eso de que marchar todos juntos bajo la bandera podemita hay, tras la debacle en Cataluña, que discutirlo.

IU ha tragado, creyendo que le marcaba el terreno a los podemitas con el aborto, ahora registrado con otro nombre similar en Interior, desideologizado y derechizado de Ahora en Común, hasta que, tras la escena del sofá y las repetidas muestras de indignidad absoluta de Alberto Garzón en postura auparishtaquika ante el gran buco, el macho alfa Coleta Morada, éste ha quedado, más que satisfecho, asqueado por lo rastrero de su entrega.

Garzón se ha limpiado el líquido viscoso que le colgaba de los morros, se ha alisado los cabellos, estirado la ropa y, poniendo cara de digno ha declarado: “vamos a asegurar una candidatura nítidamente de izquierdas”, lo que significa que en el proceso de negociación no lo estaban haciendo y que tragaba/n con lo que le/s echarán. Y acto seguido IU ha hecho gala de un republicanismo tantas veces guardado en el armario ropero tanto en el Parlamento Europeo ante la visita del Rey español y ante el 12 de Octubre. En eso le lleva ventaja a Pablito y los podemitas (suena a nombre de conjunto pop de la movida) que tuvieron que inventarse eso de no nos mandaron el email y cuando lo encontramos salimos por peteneras para justificar el no ir de besamanos a la recepción real, en lugar de decir que no lo hacen porque son republicanos y no reconocen a una monarquía heredera del franquismo. Les hubiera estropeado un tanto la estética de su viaje al centro.

Conociendo el percal y la madurez de Pablito sospecho que no ha ido por no ponerse traje. Disculpen la frivolidad pero sé que, en esto de los “emergentes” la bisoñez pesa lo suyo.

Resulta patético, ver como muchos de IU que se retorcían de dolor y rechazaban el carácter de entrega de su lidercito Garzón a los podemitas ahora le aúpan y, “au contraire”, también es despreciable ver como los podemitas de IU ahora sacan pecho y rechazan con orgullo herido a Coleta Morada. Cuando uno no puede sostener su esquizofrenia se inventa una nueva imagen de sí mismo. A eso eufemísticamente lo llaman los psicólogos reducir la disonancia.

Defendí a IU y a un coordinador general de la misma, ahora meramente nominal, el cuál acabó plegánose en gran medida a la mayoría confluyente de IU, en lugar de romper, seguido por los sectores más decentes de ella, con la misma y su indiginidad, cuando se lanzó la operación coleta y durante los primeros meses del acoso porque entendí que, aunque ese grupo era socialdemócrata, su desaparición traería más daño que bien a las ideas de izquierda, al debilitarlas en su conjunto. Hoy sabiendo lo que sé, no me arrepiento de lo hecho pero quizá mi postura habría sido otra.

Me da igual cómo le vaya a IU el 20-D. Quizá salven los muebles –léase la seguridad profesional para unos cuantos entre diputados, asesores parlamentarios, etc- y saquen 4 diputados, como el PCE de Santiago Carrillo en 1982. O quizá sea ya su debacle definitiva. En cualquier caso IU habrá demostrado que en casi 30 años de historia el “cretinismo parlamentario”, que rechazaban tanto Marx como Lenin, y del que han hecho su principal objetivo de acción política, les ha dado unos resultados realmente decepcionantes. En cualquier caso, el sindiós de la alucinante jaula de grillos trepadores en lo que se ha convertido Ahora en Común -lo que era de esperar por su composición aventurera y de la peor especie de sujetos venidos del lumpen político- anuncia el peor de los batacazos.

No es algo que a mí ya me preocupe pues en esta ocasión también volveré a abstenerme.

En todo caso, espero ver cómo sigue desinflándose la opción podemita, ahogada entre su obsesivo viaje a la derecha (centralidad la llaman ellos y han conseguido que el votante se incline hacia la derecha y el “centro” con 3 opciones en ese terreno que la han dejado para “asfaltar” los suelos), la evidente mediocridad de sus dirigentes –qué gran estratega el repelente niño Errejón-, su conversión en partido nepotista, vertical, anticlase y sus broncas y abandonos internos, en medio de declaraciones y comportamientos cada vez más esperpénticos.  Una vez que han servido de refresco  a los partidos centrales del sistema y que los medios del capital y las cañerías del Estado ya no les necesitan (en Cataluña fracasaron como opción camufladamente españolista y allí y en España ya hace de regeneracionista su clon, también de laboratorio, “Ciudadanos”), Coleta Morada podrá decir orgulloso: “consummatum est” 

Fuente original de la noticia: http://marat-asaltarloscielos.blogspot.com.es/2015/10/cuatro-ejemplos-actuales-de-postureo.html

2 Comentarios

  1. Bienvenido al diario Octubre Marat, y además,con una serie de buenos artículos como este.

    La desorientación y el abandono idelógico iniciado por el PCE en 1956, nos ha traido hasta aquí ; a este barrizal politico-ideológico y ético. Y lo peor, esque parece que todavia no hemos tocado fondo.¿Será a partir de las elecciones del 20 de Noviembre y, tras el previsible batacazo electoral de Pablo y Alberto, que se den las condiciones para el inicio de una nueva era ?

  2. Queria decir 20 de Diciembre. Parece ser que me ha tracionado el subconsciente ante la próximidad del 40 aniversario de la muerte del mayor asesino que ha tenido España.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here