Inicio Artículos España y el “papelón del siglo” de Rajoy Por Patricio Montesinos

España y el “papelón del siglo” de Rajoy Por Patricio Montesinos

529
0
Compartir

Rajoy hizo el “papelón del siglo”, como suele decirse, luego de una primera y segunda votaciones en el órgano legislativo, celebradas el miércoles y viernes pasados, en la que el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y Unidos-Podemos le negaron otra vez la posibilidad de continuar con las riendas de ese Estado europeo.

A pesar de que el actual mandatario en funciones recibió el apoyo de las formaciones políticas Ciudadanos (C`s) y Coalición Canaria (CC), con las cuales pactó, 180 diputados rechazaron su investidura, mientras 170 lo hicieron a su favor.

Tras las elecciones del 20 de diciembre de 2015 y las del 26 de junio pasado, el aspirante del PP ha visto frustradas en cuatro votaciones en el Congreso sus intenciones de mantenerse en el poder, algo que nunca antes había ocurrido en España.

Evidentemente el “pepista” tiene las puertas cerradas del Palacio de la Moncloa especialmente por el candidato “Socialista”, Pedro Sánchez, quien afirmó que esa nación ibérica “necesita un gobierno, pero no un mal gobierno”.

Y aunque para nada comulgo con Sánchez, tuvo mucha razón con esa expresión porque el mandato de Rajoy ha sido el más catastrófico y corrupto de la España post-franquista, sin que ello sea un elogio a los anteriores ejecutivos de turno del PP y el PSOE, cuyos expresidentes se enriquecieron también a costa del robo y la extorsión, fueron y son deshonestos, y tienen manchadas sus manos de sangre, como son los casos de José María Aznar y Felipe González.

Las “escuelas” de Aznar y González, todavía con influencias, le han hecho mucho daño a ese país europeo, que Rajoy terminará por hundirlo en el Mediterráneo si sigue capitaneando un barco que hace aguas en lo político, lo social y lo económico.

España atraviesa por una de las peores crisis de su historia, merced el neoliberalismo impuesto por su ahora gabinete en funciones, lo que se traduce en una cifra superior a 4 millones de desempleados, más del
30 por ciento de la población con riesgo de pobreza y exclusión social, recortes en la salud, la educación, las libertades, desalojos que han dejado sin techo a miles de familias, además del incremento de hechos de corrupción y la represión policial.

Pero lo peor está por venir porque la ingobernabilidad que impera en el país hace 8 meses, al parecer sin una salida por los desacuerdos entre las fuerzas políticas para conformar un ejecutivo, favorece el desorden y la impunidad, y es muy probable que los españoles de a pie tengan que pagar unas millonarias terceras elecciones, ya incluso hasta marcadas para el 25 de diciembre venidero.

El Rey Felipe VI tendrá la palabra nuevamente en los próximos días, y si se repiten los mismos capítulos del culebrón que vimos luego de los comicios de fines de 2015, estará obligado a convocar otra consulta popular, lo cual todo indica es un hecho consumado.

Dicen que a la tercera va la vencida. Esperemos sea así, porque España es realmente una vergüenza para la “culta” Europa, que vocifera de su “democracia”, y pretende darle lecciones a otras regiones del mundo, entre ellas a Latinoamérica.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here