Entrada colaboradores

Sedición a la carta

Noticias populares

De casa al trabajo y del trabajo a casa: el coronavirus hace realidad el sueño capitalista de una población controlada y militarizada

Diego Herchhoren.— El gobierno español va a implantar en los próximos días un toque de queda que, sumado a...

Las vacunas contra el Covid-19: los gobiernos, una vez más, a los pies de las multinacionales farmacéuticas

Desde hace tiempo se está evidenciando la distorsión que el capitalismo introduce en el conocimiento científico y en especial...

Ejército ruso incrementa su presencia en el noreste de Siria

Un número de militares rusos han sido vistos dirigiéndose desde Latakia a la gobernación de Al Raqqa esta semana,...

En el actual régimen español es delito de sedición ejercer la libertad de expresión, detienen a concejales y alcaldes por manifestar públicamente lo que piensan, pero en cambio existe una absoluta impunidad para las constantes manifestaciones de apología del genocidio y el terrorismo de estado, ejercidas por grupos de pistoleros nazis, falangistas y todo tipo de curas y obispos.

La detención este miércoles del concejal de Vic Joan Coma en Catalunya, investigado por la Audiencia Nacional por “incitación a la sedición”, viene a demostrar que algo no encaja en esta supuesta “democracia” a la española.

Los jueces tan ligeros a la hora de enviar sus policías a la casa de cualquier persona honrada para que la detengan, omiten sus responsabilidades cuando se trata de fascistas defensores del genocidio franquista, cuando cualquier bocazas ultraderechista declara en cualquier medio de comunicación o en las redes sociales su defensa del holocausto nazi español, sus amenazas de muerte y odio visceral contra quienes piensan diferente.

Desde este blog me sumo al movimiento de solidaridad con este concejal de la CUP, donde ya se han convocado concentraciones frente a los ayuntamientos, donde se denuncia este insólito caso en una democracia europea, el primer cargo electo del Estado Español acusado de delito de incitación a la sedición, que le puede comportar una condena de hasta ocho años de prisión. Todo por una denuncia del concejal ultraderechista Josep Anglada, después de que en diciembre pasado Joan Coma defendiera la desobediencia como herramienta imprescindible para ejercer el derecho a la autodeterminación.

Resulta muy grave que se detenga a una persona por unas declaraciones, judicializando de esta forma los asuntos políticos al mejor estilo de las dictaduras, donde la gente es encarcelada o asesinada por expresar libremente sus opiniones.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: