Compartir

Tras un gran avance en el este de Alepo, el Ejército sirio se ha encontrado oficialmente con las “Fuerzas Democráticas Sirias” (SDF). De este modo, las provincias de Hasaka y Raqqa quedarán unidas por carretera a Damasco y Alepo a partir de ahora.

Efectivamente, los residentes kurdos podrán ahora comunicarse con el distrito de mayoría kurda de Sheij Maqsud en la ciudad de Alepo mientras que familiares de las tropas sirias estacionadas alrededor de Hasakah y Qamishli podrán visitar a sus familiares por primera vez desde 2012.

El Ejército sirio y las FDS se apoyan mutuamente militarmente en el campo de batalla del Este de Alepo, debido a que comparten enemigos comunes, a saber, las Fuerzas Armadas turcas y el EI. Esto hará posible el libre desplazamiento de ciudadanos y mercancías por el este de Siria.

El establecimiento de esta nueva ruta también servirá para levantar el asedio a la ciudad de Afrin, de mayoría kurda.

La ruta abierta permitirá unir Alepo y Damasco con la frontera iraquí facilitando el flujo de mercancías a través de la misma. Camiones con mercancías de ambos países podrán ahora atravesar los puntos fronterizos como sucedía antes de la guerra.

Un portavoz de las FDS conformó en una declaración al diario libanés Al Akhbar que “la llegada del Ejército sirio al área al norte y este de Hasaka bajo el control de las YPG (las milicias kurdas) y del Consejo Militar de Manbij se reflejará positivamente en los civiles en términos de libertad de movimiento y levantamiento del bloqueo impuesto por el EI y otras organizaciones terroristas y por las fuerzas de ocupación turcas”.

La ruta abierta también permitirá al Ejército sirio entregar trigo almacenado en sus almacenes, más de 500.000 toneladas, así como derivados del combustible y medicinas a las provincias del interior

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here