Compartir

En Francia los inmigrantes procedentes de países asiáticos están estremecidos por lo sucedido con Shaoyo Liu, el hombre de 56 años muerto a tiros en su vivienda en París a manos de la Policía.

El último caso de violencia policial ha afectado a toda la “comunidad asiática” de París, sostiene un sobrino del difunto Shaoyo Liu. “No tengo ni idea de la razón [de los agentes], pero estamos aquí para exigir una explicación”, dijo Lulu Zheng a la agencia de noticias Ruptly representando a un grupo de inmigrantes o descendientes chinos.

“Pedimos la verdad del porqué un policía viene a un domicilio, fuerza la puerta y aprieta el gatillo”, declaró el joven en un buen francés.

Los oficiales fueron llamados para que se personaran en casa de Shaoyo Liu el domingo 26 de marzo tras una supuesta discusión familiar y terminaron matando a tiros al padre de una familia con cinco hijos. Los agentes involucrados en el incidente dijeron que el hombre arremetió contra ellos con unas tijeras.

El oficial de Policía Eddy Sid ha comentado a Ruptly que recurrir a la “violencia legítima” para parar al ciudadano chino fue “lamentablemente la única opción”.

Liu padecía problemas psicológicos, aseguró. “Se acercó corriendo a los agentes e intentó atacarlos con unas tijeras grandes”. Sid detalló que el hombre trató de acuchillar al oficial “tres veces” antes de abrir fuego.

Los familiares de la víctima descartan esta versión de los sucesos, diciendo que las tijeras eran para trocear el pescado que estaba preparando en la cocina.

La Policía recurrió a los gases lacrimógenos para disolver a la muchedumbre congregada en el XIX Distrito de la capital gala el día después de la muerte de Liu. La concentración entonaba: “Los policías asesinos”. Los violentos enfrentamientos de inmigrantes con los agentes han continuado las noches posteriores.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here