Hay que ser cobarde y cínico para silenciar el asesinato, quemado vivo, de un negro por las hordas fascistas opositoras.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.